Skip to content

UN DÍA EN LA FERIA DE VALENCIA

La fira de Juliol (feria de Julio) de Valencia es todo un clásico que ningún año dejamos pasar sin ir a dar un paseo entre sus atracciones, y este no iba a ser menos, ¿recuerdas cuando eras pequeña lo mucho que te gustaba subirte a las colchonetas, saltar en las camas elásticas o en el tiovivo?, ¡a mi me encantaba el tiovivo!, a cualquier niño imagino, a mi pequeña Batusi le vuelve loca la feria.

La feria mola mucho, ¡pero jolín que precios!, 3€ cada atracción de cuanto… ¿3-4 minutos?, no me voy a poner en plan costra, ni quiero que pienses que soy una tacaña, ¡al contrario!, yo soy en casa la de “venga va, esta la última” pero con una niña que nunca se sacia de subir a las atracciones, y por ella nunca se terminaría el subir a un sitio y a otro, tuvimos que poner un límite, nos fuimos con un presupuesto cerrado, y cuando se fundiera, para casa.

Dio para mucho la verdad, la peque se sació y se empachó de feria, antes de ir le explicamos que cuando le dijéramos “ya no más” no queríamos ni lloros, ni pataletas en plan croqueta por el suelo llorando como las locas, ni nada parecido (se de lo que hablo, nos pasa muy a menudo), y así fue, está más que claro que cuando le entras a un niño con anterioridad (al menos a la mía) advirtiéndole de lo que le espera, de lo que vamos a hacer, y de lo que se va a encontrar, la cooperación es infinitamente mayor, y todo se sucede mucho más fluido y armónico.

Cuando digo que la peque se empachó de feria, es que sólo pudo disfrutarla ella, el pequeño Batusito no pudo subir a ni una atracción ni media, ¡no había nada para él!, 20 meses recién cumplidos, y no pudo ni subir conmigo en un trenecito que da vueltas sin más, y un Chase roñoso de la Patrulla Canina te daba escobazos a su paso.

Fuimos a última hora de la tarde, con esta calor que hace durante el día a ver quien es el valiente que sale antes, y se nos hizo de noche, no te puedes imaginar como disfruté haciendo fotos y experimentando con la cámara réflex, las luces de la feria ayudan a que la foto quede mucho más bonita, esos tonos azules, verdes y rojos de las luces de neón de las atracciones le dan un aire muy película Grease, ¡como molan!.

Dejo la última foto como una de mis favoritas, por no decir mi favorita, cuando a mi pequeño Batusito le da por repartir besos toca inmortalizar el momento, él sale un poco movido, pero el sacar la cámara de la cesta del carro, y coger el momento fue tan tan rápido, que se disparó tal cual estaba la cámara, me encanta la luz azul fría que nos daba en la cara gracias a las luces de neón de las atracciones.

Cuéntame, ¿te gusta la feria tanto como a mi?, ¿cuál es tu atracción favorita?.

2 Comments

  1. Raquel Raquel

    Vaya fotos!! que pasada!! te sigo desde hace unos meses y no me pierdo un post, cuando veo que publicas entró corriendo a ver las fotos que haces,me encanta tu trabajo

  2. Felisa Fernández Fernández Felisa Fernández Fernández

    Que chula la feria, me encanta. Pero no por las atracciones porque yo no me subo en nada. Por todo lo que se ve, los puestecillos de artesanía, la música… Que bonitas fotos has hecho con los peques, como una profesional, de maravilla. Que bien que hayáis disfrutado, me alegro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *