Skip to content

ESCAPADA A LA MONTAÑA, Y RUTA A LOS CHARCOS DE QUESA

¿No te pasa qué tienes la sensación de que tu comunidad autónoma está llena de sitios y lugares por descubrir?, ¡a mi si, y muchísimo! por muchos fines de semana que nos escapemos de aquí para allá a playas o montañas, nunca acabamos de ver sus maravillas, y cuando visitas sitios como el que estuvimos hace unos días, en Quesa, es cuando te das cuenta de que si, de que hay mil y un lugares por descubrir, ¡y nosotros no los queremos perder!.

Hicimos una escapada a la montaña con una ruta a los famosos charcos de Quesa, están sitos en el interior de Valencia, a la altura de Xàtiva (Játiva), yo desconocía totalmente este lugar, pero fue mi suegra la que organizó una escapada en familia por la zona, ¡y que gozada!, fue una desconexión genial, la peque disfrutó de su primo y sus tíos en estado puro.

RUTA DE LOS CHARCOS DE QUESA, EN QUESA

Distancia: 300m (desde donde dejas el coche en el parking)
Dificultad: Fácil (puedes ver en las fotos del post, que yo hice la subida con el peque en la mochila)
Apto para hacer con niños: Si
Merenderos: Si, en la parte baja
Apto para el baño: Si, imprescindible escarpines o calzado adaptado a piedras.

Puedes dejar el coche muy cerca de donde encontrarás el primer charco, decir que todos son aptos para el baño, eso si, no te olvides de coger como digo en las recomendaciones, calzado apto para bañarte en el río, escarpines o similar, lo que más me gustó fue que el agua ¡no estaba nada fría!, digo esto porque por norma general el agua de los ríos esta HE-LA-DA, de hecho, yo creo que no me he bañado en un río más que una vez en mi vida, y este fin de semana ha sido la segunda, nunca es tarde, ¿verdad? ;P

Estos son los primeros charcos que verás una vez salgas de coche, porque están al ladito del parking, para llegar al final del recorrido tendrás que subir un poco la montaña, apta con unos peldaños de piedras, es muy chulo porque conforme vas subiendo la montaña se pueden apreciar los charcos, de ahí el nombre de la ruta, una maravilla como ves…

Mención especial a las zapatillas molonas que me hicieron llegar los amigos de Kondy unos días antes, ¡súper cómodas!, hice la ruta con ellas, resultado más que positivo, flexibles, elásticas y totalmente adaptables al pie.

Después de unos 300 metros, llegarás al final de la ruta, donde un charco precioso con una cascada te dará la bienvenida, un paraíso sin duda, te puedes bañar y meter debajo de la cascada si te atreves claro, hay una zona de sombra bastante grande donde podrás dejar bártulos y tomar un piscolabis, cambiarte el calzado, reponer fuerzas después de la subida, ponerte los escarpines ¡y al agua!.

Como colofón final al día tan estupendo que pasamos, nos fuimos a dar un paseo al atardecer por el embalse de Escalona, en Navarrés, decir que he sido comedida con las fotos jajaja… En cuestión de atardeceres, se me va un poco la mano con los clics, si me sigues en INSTAGRAM sabrás lo fanática que soy de ellos.

Esta ha sido la primer parte de nuestra escapada a la montaña en Quesa, espero que te haya gustado tanto como nos gustó a nosotros, y ahora dime, ¿conocías la zona?, ¿has estado por allí?.

Puedes ver la SEGUNDA PARTE de nuestra escapada a la montaña, de la excursión al río Fraile a su paso por Bicorp.

Firma final de post

2 Comments

  1. Mónica Mónica

    Me encanta todo, como molan los charcos de Quesa, soy de Albacete, no me pilla muy lejos, así que sin duda un día los escaparemos.
    Gracias por las rutas y los viajes que compartes, y por las fotos, son geniales.

    • Núria Núria

      ¡Qué bien!, me encanta cuando me decís que vais a hacer las rutas que comparto en el blog, ya me contarás que tal os ha ido, y si os ha gustado tanto como a nosotros.

      ¡Un saludo!, y gracias por pasar a comentar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *