Skip to content

MI BARRIGOTA EMPIEZA A PASARME FACTURA

MI BARRIGOTA EMPIEZA A PASARME FACTURA

A puntito de entrar en la semana 27, mi barriga aumenta no por días, yo me atrevería a decir que por momentos, he tenido un embarazo buenísimo, ni angustias, ni vómitos, ni mareos, nada de nada, pero ahora si que sí, me estoy enterando de lo que es estar embarazada… 🙂

El dolor de espalda por la noche lo llevo mucho mejor, desde que llego a mis manos el mágico “churro” (o cojín de lactancia) para dormir y que después me valdrá para darle el pecho a Paula, (espero… 🙂 ) pero, entre que lamentablemente para mi, para mis pies, mis tobillos y para mi barriga, el calor oficialmente ya ha aterrizado en Valencia señoras y señores, y me temo que viene para quedarse…

Lejos ha quedado aquellas palabras que en su día me hicieron sonreír, cuando por la tele, en la radio, en los ascensores y en los corrillos las vecinas del barrio decían eso de… “pues han dicho en el tiempo, que este año no vamos a tener verano” menuda gran mentira, por que hoy es 14 de Junio, y aquí en Valencia puedes freír un huevo en el asfalto de la carretera, puedo decir, que oficialmente hoy es 40 de Mayo, ya sabéis…

Y si a este intensísimo calor le añadimos, que últimamente tengo unos calambres en las piernas HORRIBLES, pues peor aún, y es que, como bien reza el título del post, mi barrigota me empieza a pasar factura, me canso mucho en mi caminata diaria matutina, y bastante más pronto que antes (lógico lo sé, 9k no iban a pasar desapercibidos en mi cuerpo sin tener consecuencias) a última hora del día, (reconozco que después de no parar en todo el día) se me cargan mucho las plantas de los pies, menos mal que tengo a mi chico que me alegra el día, con un masaje muy enriquecedor en los pies (I love you darling… 😉 )

Con este calorazo, no salgo de casa sin mis imprescindibles…

Botellita de agua, la saco de la nevera cuando me voy de casa, aunque no dura mucho fresca…

Abanico

Spray Thermal de Avène (me lo regalaron al comprar la crema facial pantalla total y desde entonces siempre lo llevo en el bolso)

Ropa en color claro, no se me ocurre ni loca salir con este solazo vestida de negro.

Calzado cómodo, básicamente sandalias, tengo cientos de ellas y la verdad, todavía (cruzo los dedos para que sea así todo lo que queda de verano) me valen las del año pasado

En unos días tenemos visita en el ginecólogo, los esperados y ansiados resultados de la prueba de la glucosa y tendré que enfrentarme de nuevo a esa tan odiosa cosita plateada y cuadrada, llamada báscula, ya sabéis, mi dieta… os informaré de todas las conclusiones…

Opt In Image

 

 

¿Te ha gustado el post?, ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+Email to someone

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *