Skip to content

Mamirrachadas - Blog personal de una madre molona Posts

¡A DIETA!

Ahora estoy de 24 semanas, en el quinto mes de embarazo, y he tenido la gran suerte de no tener en el primer trimestre ninguna angustia, ni vómitos, lo mío fue ¡comer, comer, comer… ¡y comer!

Tenía muchísima hambre, y además todo el día y a todas horas, (sin exagerar, y ahora que no me oye nadie, instintivamente me levantaba a las 2:00 de la madrugada a atracar la nevera, lo se, de locos…) y por sí fuera poco, no le cogí no asco ni manía a ningún alimento.