Skip to content

UN DOMINGO EN CHULILLA

UN DOMINGO EN CHULILLA

Ya llevábamos tiempo queriendo hacer una ruta montañesca por la zona de Chulilla, un pueblecito con encanto que está a 60 kilómetros de Valencia capital, y situado como veis en la foto aquí abajo, en una especie de peñasco gigantesco, en poco menos de una hora (si vives en Valencia) puedes desconectar del mundanal ruido y los humos de la ciudad, y reencontrarte con la naturaleza, y la montaña en un precioso entorno que no tiene desperdicio, es el paraíso para los escaladores.

El plan era bien sencillo, pasar el día en la montaña, nos pilló el toro por la mañana (como de costumbre), y no preparamos bocadillos para ir a comer en plan picnic, así que nada más llegar fuimos a hacer un pequeño recorrido por el pueblo, y comimos en la plaza del mismo un arroz al horno que aún me estoy relamiendo de lo rico que estaba, y además genial de precio, habían unos 5 bares con terracitas para elegir menú, después de comer nos encaminamos hacia la ruta que íbamos a hacer, PAPArracho ya se había informado previamente de lo complicado del recorrido, teniendo en cuenta que íbamos con los dos Batusitos no era cuestión de ponerse a escalar…

Consistía en una media hora (más o menos), y nuestra meta era Peña Judia, una explanada arbustiba con un acceso bastante fácil al río, y que Batusi corriera, saltara, se mojara y jugara todo lo que quisiera, donde pudiéramos poner la toalla en el suelo, tumbarnos, y simplemente desconectar.

Batusi está en una edad algo complicada para hacer rutas por la montaña, dos años y nueve meses, no quiere que la lleves en la mochila porteándola, pero tampoco aguanta mucho rato andando, y menos por un terreno tan abrupto como es la montaña, así que el pobre PAPArracho la cargaba a bracito a ratos, y a ratos (la mayor parte del tiempo) iba andando, no teníamos prisa, queríamos disfrutar del día, así que si se entretenía mirando las florecitas, las hormigas o las musarañas, hacíamos de ello toda una aventura, ya sabéis…

RECOMENDACIONES

El terreno no es apto para carritos de bebés, así que si optáis por hacer esta ruta, tendréis que llevar a los peques o bien en la mochila ergonómica, o bien andando.

No recomiendo esta ruta en los meses de mucho calor, o en las horas más calurosas, nosotros hemos ido en Mayo, y hubo momentos en los que pasamos bastante calor, ya que el día que nos salió fue de pleno verano, rozamos los 28º, aunque el camino es de sol y sobra, llevaos mucha agua para estar hidratados en todo momento, gorra y protector solar, estos fueron mis imprescindibles este día.

Si sois de bañaos en el río (yo no fui capaz ni de meter los pies, ¡estaba helada!), llevaos cangrejeras o escarpines para las piedras, Batusi si que se mojó un poquito, improvisamos, y menos mal que llevábamos una muda de repuesto porque acabó chopadita…

 Sin duda una ruta totalmente recomendable para hacer con niños, tanto pequeños como más mayores, un plan genial para hacer en fin de semana, un sábado o un domingo en el que disfrutar en familia o con amigos.

Espero que os hayan gustado las fotos, si eres seguidora del blog sabrás de mi afición por la fotografía, a pesar de haber metido un tacazo de fotos, os aseguro que me he contendido, ¡hubiera metido veinte más! jajajaja >< esto de hacer fotos para el álbum familiar, y fotos en las que no se vean las caritas de mis polluelos para subir al blog y a las redes sociales, hace que se me multiplique la faena…

¿Os gusta hacer rutas por la montaña o el campo con vuestros polluelos?, ¿cuales son vuestros imprescindibles para pasar una jornada en el monte?, ¡contarme!, me encanta leer vuestras sugerencias 😉

Firma final de post

3 Comentarios

  1. Que ruta tan chula!!!
    La verdad es que tengo ganas de hacer alguna ruta así, pero con la peque a punto de los dos años, no sé yo. Porque ella quiere ir caminando, pero luego se cansa enseguida. Igualmente, alguna haremos 🙂
    PRECIOSAS LAS FOTOS!

    • Núria Núria

      En esas estamos nosotros un poco, quiere andar, pero a la vez se cansa enseguida, la ponemos en la mochila y sólo aguanta en ella 10 minutos, además le da el baile del sambito, se quiere bajar y bajar y bajar…

      Inténtalo mujer, siempre quedará el bracito de papi ><

  2. Mi marido tiene familia allí, aunque hace mucho que no vamos, mi suegro suele nombrarlo mucho, algún día llevaremos a la peque, me están dando ganas de hacer una visita…jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *