Antes y después de reformar nuestra cocina

Por |2020-12-10T19:59:22+01:00diciembre 10th, 2020|DECORACIÓN|Sin comentarios

Antes y después de reformar nuestra cocina

Retransmitir en directo de manera diaria en Instagram Stories de cómo reformamos nuestra cocina, ha sido lo que ha propiciado este post, muchísimas preguntas y mucho interés ha suscitado este asunto, así que ¡vuestros deseos son órdenes!, aquí­ va el antes y el después de la reforma casera de una cocina, no de una cualquiera, si no de la nuestra.

Te pongo un poco en situación, nos vinimos a vivir al pisito hace 17 años y lo reformamos el ático completo, salón, baño y aseo completos, dormitorios, recibidor, tiramos un tabique, pusimos tarima flotante a toda la casa, pusimos una pared de cara vista en el salón, alisamos las paredes, madera de friso en los dormitorios, un mini armario vestidor en la entrada… ¡vamos, todo todito!, y ¿qué pasó cuando fuimos a meterle mano a la última estancia de la casa? (o sea, la cocina), ¡oh, megde!, que ya no nos quedaba presupuesto…

Habí­a que priorizar, y era reformar la cocina y dormir en el suelo tapándonos con las hojas de un bananero, o comprábamos todos los muebles de la casa, los electrodomésticos, cortinas, ropa de cama, etc, así que decimos que ahorraríamos, y con el tiempo la reformaríamos la cocina, así ha sido, lo que no nos pensamos que ese «con el tiempo» serí­an 2 hijos, 1 gato, una pandemia mundial, y 15 años después jajaja

Pero bueno, ¡más vale tarde que nunca!, así que este verano nos pusimos manos a la obra, y decidimos hacer la reforma con un presupuesto más que ajustado, te pongo algunas fotos para que veas lo que teníamos…

LA COCINA ANTES DE REFORMARLA

Como ves la cocina era… era… ¡horrorosa, horrible, fea de cojo***!, la veo ahora en las fotos y no se cómo narices aguantamos tanto tiempo sin reformarla, era oscura, y estaba poco aprovechada.

PASO 1, TIRAR UN TABIQUE PARA HACER LA COCINA ABIERTA Y LUMINOSA

Hice un diseño de lo que me gustaría hacer en la cocina, me encantó volver a mis reglas y escuadras, y a rediseñar espacios, de vez en cuando se me olvida que soy decoradora de interiores, y tengo que liarme a hacer obras en casa para recordármelo, lo primero e indiscutible es que el tabique que cerraba la cocina al resto de la casa, ¡iba fuera!.

Nos teníamos que liar a mamporros con la maza, y tirar una pared en el que había una bajante eléctrica, tuvimos que pedir ayuda a mi padre, que tiene conocimientos de electricista, así después de que mi chico tirara el tabique, mi padre arregló el tema de la electricidad, y instaló nuevos enchufes e interruptores.

También tuvo que echarnos una mano mi tío, (jefe y encargado de obra más de 50 años, ya jubilado), para lucir la pared, y dejarla perfecta, soy consciente de que tuvimos mucha, muchísima suerte en que vinieran a ayudarnos a cambio de un bocadillo y una cervecita, el tema de bajar los escombros, pintar y limpiar, ya es otra historia…

No habíamos hecho más que empezar, y el cambio ya se hacía más que notable, la luz que entraba era bestial, nunca me canso de decir que una de las cosas que más me gusta de nuestra casa es la pedazo de luz que entra por toda ella, es un ático que da todo al exterior, al eliminar esta pared se quedaba la cocina prácticamente dentro del salón solo separadas dichas estancias por una puerta.

PASO 2, DESMONTAR MUEBLES Y PINTAR

Ya sin tabique (y sin escombros), tocaba la tarea más delicada quizá, pintar los azulejos y los muebles de toda la cocina.

Usé un esmalte especial para los azulejos (Leroy Merlin) allí me asesoraron sobre cual comprar, di unas 3 capas a toda la cocina, con 2 ya estaba bastante tapado el azulejo, pero quise darle una tercera para que cubriera al 100% todos los azulejos.

Entre capa y capa de azulejos, iba adelantado trabajo con las puertas de los muebles, los desmonté todos y los pintaba dentro de casa pero los sacaba a la terraza para que secaran mucho más rápido, esta reforma se hizo en Agosto, lo que el calor ayudó mucho a un secado mega rápido.

Al igual que los azulejos di 3 capas a los muebles, pero aquí el currazo fue mucho mayor ya que antes de pintar, tuve que lijar minuciosamente todas las puertas de los muebles para que la pintura cogiera perfectamente, al igual que el esmalte de los azules la de los muebles era una pintura especial para mobiliario (Leroy Merlin).

PASO 3, PONER SUELO VINÍLICO EN TODA LA COCINA

Este fue otro cambio súper notable en la cocina, el suelo vinílico, decidimos poner uno en color gris claro porque queríamos que hiciera un contraste notable con el resto del suelo de toda la casa, tenemos tarima flotante en todo el ático en color roble, pero en la cocina nos gustaba una notable diferencia y puesto que no queríamos poner tarima por que no es muy recomendable la madera en las cocinas, nos decantamos por el suelo vinílico, ¡y menudo acierto!.

Es súper fácil de limpiar, cómodo y muy blandita la pisada, nosotros andamos mucho descalzos o con calcetines por casa, y se nota cuando pisas el suelo vinílico

PASO 4, AÑADIR MÁS ALMACENAJE Y ULTIMAR DETALLES

Ya no faltaba más que añadir muebles para almacenaje y ultimar detalles como poner el embellecedor que une un suelo con otro, añadimos unos estores en tono gris oscuro (Ikea), cambiamos los tiradores (Ikea) de todos los muebles, pusimos una estantería alta para botes de conservas (Leroy Merlin), y por último, y no por ello menos importante, pintamos de pizarra una pequeña pared que quedaba un poco en tierra de nadie (Leroy Merlin)

Nos quedaba un pequeño muro de poco más de 1 metro, que pensé que quedaría muy integrado en la cocina si lo pintábamos de pizarra, es uno de los mejores inventos que hemos hecho en la casa, sin duda, los peques lo disfrutan muchísimo, cuando digo muchísimo es ¡MUCHÍSIMO!, se ponen a dibujar mientras mi chico o yo estamos cocinando, y da un juego bestial.

No solo para los peques ha sido una idea maravillosa, para mi también lo ha sido ya que pongo el menú semanal en la pizarra, de esta manera de un solo vistazo Batusi (que es la única de los dos que sabe leer, de momento), lee lo que hay para comer y para cenar de manera diaria, todo un puntazo, sin duda.

Y (MUCHO CURRO) Y 3 SEMANAS DESPUÉS… ¡YA TENEMOS COCINA NUEVA!

No voy a decir mucho más, creo que unas imágenes valen más que mil palabras…

Hasta aquí el antes y el después de la reforma de nuestra cocina, ha sido sin duda mucho trabajo, y ¡todavía nos queda!, estamos pendientes del cambio de la campaña extractora, y del mármol, ando dándole vueltas a si pintarlo o cambiarlo… de momento necesitaba darme un respiro de obras y de currazos en la cocina, igual vuelvo a la carga en el próximo verano…

¡Cuéntame!, ¿qué te ha parecido el cambio que le hemos dado?, ¡te leo en los comentarios!.

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 8 Promedio: 4.5]

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

Deja tu comentario

Ir a Arriba