Hacía tiempo que no traía un post deco, y ¡ya tenía ganas!

Me considero una fan incondicional de la decoración, que además de mi trabajo y mi profesión, es mi pasión.
Intento estar a la última en cuanto a las tendencias, novedades, nuevas marcas, tiendas… Y si hay un estilo que podría resumir la decoración de nuestro ático, sería el nordimalismo, una mezcla de estilo nórdico y minimalismo moderno, con algunos detalles de muebles Shabby Chic, y algunos otros rústicos y Africanos, vamos, ¡que hay un pupurri que pa’ qué! jajajaja…

De  hecho, eso es lo que más me gusta de él, la mezcla de estilos, muebles, y piezas de decoración, cuando hice el proyecto de la reforma integral del piso, lo tuve más que claro desde el principio, ‘esto irá aquí, esto irá allá, aquí pondremos esto, aquí esto otro…’, me poseí tirando tabiques, y el día que venga Batusito, no se donde lo vamos a meter, pero bueno, ya me preocuparé por eso cuando toque… 😀

Adoro el color blanco para el hogar, si, lo confieso, no es ningún secreto, combinándolo con colores bibrantes y cálidos deja de ser frío o soso, da sensación de limpieza y aporta elegancia, cuando viene alguien a casa por primera vez, me suele decir siempre lo mismo: ‘¡Madre mía cuanta luz!’

Así es, el blanco da muchísima luz, y si le añadimos que es un ático exterior, ni os cuento, fue una de las cosas que nos enamoró cuando lo vimos por primera vez, la luz, así que me dediqué a potenciarla aún más si cabe, y aunque cambio y redecoro las estancias de la casa cada cierto tiempo, el blanco lo mantengo.


Dormitorio blanco
Para el dormitorio nos gusta la relajación, CERO colores estridentes, mezclo colores neutros, tonos grises y ocres, las cortinas han sido una de mis últimas adquisiciones, había que estrenar el nuevo Ikea que nos han abierto en Valencia


Textiles blacos

Los cuadrantes de la foto de la izquierda, son los que tenemos en el salón, aunque por poco tiempo, tengo bajo la máquina de coser de La Mía Mamma, unos nuevos que estarán terminados en breve, otra de mis adquisiciones en Ikea ¡¡fan incondicional de sus telas!!




Detalles blancos del salón


Las ramas secas de la foto de arriba son un DIY que hice hace muchos años, son los ‘restos’ de una planta Laurel que tuvimos en la terraza, y que lamentablemente tuvimos que sacrificar por haber cogido pulgón, corté todas las ramas, y las pinté todas, como no, en blanco 🙂 nos dio muchas hojas para las lentejas y los espaguetis, que menos que quedárnoslo de alguna manera…


Salón blanco
Tengo unos cuantos libros sobre el estilo Zen y Fen Shui, y las zonas en las que he podido, lo he aplicado, como en el dormitorio, y en el salón, sin duda os lo recomiendo, tener la cama bien orientada para un mayor descanso, o evitar poner espejos en ciertos sitios, os ayudará mucho a la hora de crear una mejor energía en la casa, y un mayor descaso.


Mueble restaurado blanco
Este es, sin duda, el mueble que más me gusta de toda la casa con diferencia, es una cómoda que era de mi abuela, y que mis padres tenían en su casa, lástima que no tenga una foto del antes, por que no hubierais dicho que era la misma. El diseño original era en color caoba brillante, con los tiradores en color dorado y la base de la cómoda en marmol blanco y gris, un primor vamos, Aquí servidora, que le gusta un DIY más que a un tonto un lápiz, y si le añadís que era decorativo, y además con un incalculable valor sentimental, di lo mejor de mi, y con la ayuda de PAPArracho, of course, me puse manos a la obra a restaurarlo todo todito, y este fue el resultado.

¿Cuales son los colores de vuestras casas?, ¿tenéis orientada la decoración hacia algún ambiente en particular? ¡contar contar!

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]