7 trucos para ahorrar en el carro de la compra

Por |2017-06-05T08:00:08+02:00junio 5th, 2017|ALIMENTACIÓN, ¡RECETAS FÁCILES!, NOS MOLA|Sin comentarios

No se si a ti te pasa como a mi, que cuando te subes al coche después de haber hecho la compra en el súper mercado, te echas las manos a la cabeza por lo cara que ha sido, y te pones a revisar el tíquet de todo lo que has comprado pensado e intentado encontrar una explicación del porqué ese pastizal.

Está claro que año tras año la vida sube, los productos suben, el IVA, y en nuestro caso hay un miembro más en la familia que ya no toma sólo papillas, come como uno más, ¡y vaya tela lo que come!.

A mi me pasaba antes, hace tiempo que ya no me pasa eso de echarme las manos a la cabeza cuando la cajera del súper nos dice el precio final, sigo al dedillo unos truquillos que, he visto me funcionan muy bien, y lejos de aumentar mi lista de la compra, todo lo contrario, disminuye un poquito cada vez que vamos, o como mucho se iguala a la anterior, ¿cómo?, vamos a verlo.

1.INVERTIR TIEMPO EN HACER MENÚS SEMANALES

Primordial para que las compras en el súper se reduzcan, cuando vas con menús ya hechos todo es más fácil a la hora de comprar, por ejemplo el Domingo por la tarde o por la noche, es cuando suelo hacer yo los menús semanales, en mi caso de Lunes a Viernes, ya que los fines de semana comemos siempre fuera.

Te evitarás estar en las estanterías de los súper mercados pensando que hacer de comer al día siguiente, y comprar productos que quizá luego no vayas a consumir, consiguiendo así un gasto innecesario.

2.HAZ LA COMPRA CON EL ESTÓMAGO LLENO

Esto es vital, si sueles hacer la compra por la mañana, ves después de haber almorzado, y si sueles ir por la tarde hazlo después de merendar.

De lo contrario tendrás un hambre atroz y te darán ganas de comprar todo lo que ves en los lineales del súper, cogerás seguramente algo de bollería que en otro momento con la barriga bien llena no se te hubiera pasado ni por la cabeza.

3.DESPLAZATE A OTRAS SUPERFICIES SI FUERA NECESARIO

Es decir, normalmente en los súper mercados lo tienes todo para que entres por la puerta y salgas de allí con la nevera y la despensa llena, sin necesidad de que te tengas que desplazar, por este motivo hay algunos casos que engrosan ciertos precios, y tu acabas cayendo en eso de… «bueno, ya que estoy aquí…»

Yo por ejemplo la verdura, la carne y la sección de droguería la hago en locales de barrio, ando y paseo mucho con el peque todos los días, y he aprendido después de mucho tiempo las verdulerías que tienen buenos precios, aunque me cueste más tiempo invertido, lo noto mucho en el precio, y ya de la calidad de la comida ya ni hablamos…

4.HAZ UNA COMPARATIVA CON EL MES ANTERIOR

Echa un ojo a lo que has consumido mucho y te has quedado corta, y también a lo que has tenido que tirar a la basura porque se te ha caducado, por ejemplo el tema de los yogures en mi casa se consumen mucho, y siempre nos toca ir a comprar más, así que invierto aquí más cantidad que en Cola Cao, por ejemplo, que dura mucho más.

Lo que se trata es que no se incremente el precio final a la compra del mes anterior, prioriza, y evita caprichos innecesarios como bollería industrial, que además de ser malísimo para la celulitis, suele contener aceite de palma.

5.SACA EL MÓVIL, Y VES SUMANDO LO QUE COMPRAS

Esto ayuda muchísimo, cuando lo haces de continuo sabes más o menos lo que cuesta cada cosa, son muchos años haciendo la compra y sabemos que el atún ronda los 3€ y que el pack de 6 botellas de leche pasa los 6€, ponte un «tope» que gastar, aunque obviamente cuando hay necesidad de comprar ciertos productos, no hay más rascar.

6.EVITA A TODA COSTA LAS OFERTAS

Mercadona es muy experta en esto, te ponen en los frontales las «ofertas» de nuevos productos que han recibido, como una pasta de dientes o una nueva marca de cacahuetes, y tu acabas cayendo en eso de… ¡voy a probarlo a ver que tal!, ya has caído en los que ellos quieren, que piques.

Se fiel a tu compra, estas chorraditas es lo que al final de todo lo incrementa más.

7.COMPARA CON OTROS SÚPER

A veces la comodidad no es una buena aliada, date un garbeo por otras plataformas y ¡compara precios!, aunque acabes volviendo a tu súper de siempre, pero quizá te lleves una sorpresa y veas nuevos productos y precios que te atraigan más.

Espero que te parezcan interesantes los trucos que te doy, a mi me han ayudado mucho para que mi carro de la compra no se incremente cada vez que voy, si se te ocurren más truquillos, puedes dejarlos en los comentarios, ¡estaré encantada de leerlos!.

Firma final de post

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

Deja tu comentario

Ir a Arriba