Los niños nunca dejan de sorprendernos, al menos a mi Batusi me sorprende cada día, lo que preveo que va a ser todo un drama y un suplicio, se convierte en algo banal y sencillo, ya nos pasó con la operación pañal , y ahora ha sido con la retirada del chupete.

El pediatra ya nos estaba «advirtiendo» sobre el tema de retirar el chupete, por las consecuencia que lleva una vez es «tan mayor», Batusi tiene 28 meses (dos años y 4 meses), y desde hace muchos meses que el pupo sólo lo usaba para dormirse, una vez ya había caído frita, ella misma lo escupía inconscientemente, quizá porque respiraba mejor sin él, no lo se, esto es una impresión mía, la cosa es que no veíamos el momento para decirle adiós al chupete, cada vez más mayor se iba haciendo más y más dependiente de él, y lejos de quererlo menos, todo lo contrario, llevamos un par de meses que cada vez lo pedía más, siempre era cuando se ponía a llorar (además de para dormir).

Cuando se ponía a llorar y pedía su pupo, intentábamos a toda costa no dárselo, pero os aseguro que las barraqueras que cogía implorando su chupete eran de órdago, (croqueta incluida), así que con tal de no oírla llorar como si le echaran ácido por el cuerpo, acabábamos dándoselo.

Hable con el pediatra, con otras mamis, investigué por internet leyendo trucos y consejos de como retirar el chupete, y llegué a la conclusión de que cada niño es un mundo, y que no podía regirme por lo que a fulanita le había ido bien, porque a lo mejor lo que para ella fue lo máximo y la solución definitiva, a nosotros no nos podía resultar.

TRUCOS PARA DECIRLE ADIOS AL CHUPETE

-Si tienes mascota, decirle al peque que «Golfo» se ha comido el chupete, también puede funcionar la mascota de un familiar o unos amigos.
-Cortar las tetinas para que el peque vea que se han roto.
-Echarle vinagre (o algo que le de asquito) para que tenga un mal recuerdo de él, tengo que confesar que esta opción me parece un tanto raruna, pero he visto por la red que es bastante recurrida y efectiva…

Yo os voy a contar la opción que escogimos nosotros, un día comentándolo en casa de mis suegros, mi cuñada hizo un comentario de como le quitó el chupete a mi sobrino, y se me iluminó la bombilla de las ideas, me pareció una idea genial y dadas las fechas que nos encontrábamos, ¡¡era todo perfecto!!, básicamente consistía en decirle a Batusi que los Reyes Magos se iban a llevar el pupo, estuvimos varios días antes diciéndole que iban a venir los Reyes, que iban a dejar regalos, que entrarían por la terraza… Pero que a cambio se iban a llevar el pupo, nos miraba en plan «si, si, lo que vosotros digáis…», hasta que llegó el día X, el DÍA DE REYES

LA RETIRADA DEL CHUPETE

La hora de la siesta era la primera prueba de fuego, cuando terminó de comer y se dispuso a echarse su sagrada siesta, fue derechita a la cesta donde están los chupetes, lógicamente ya no había ninguno, «mami pupo, no ta», y aquí es donde le explicamos bien lo que ya le estábamos advirtiendo días atrás, que se lo habían llevado los Reyes a cambio de la bici, del vestido de Elsa, etc ¿su respuesta?, «bici no quero, vitido (vestido) no quero, pupo si mami, pupo si quero», juro que me tuve que aguantar muchísimo y contenerme mogollón para no partirme de la risa, ni por asomo me esperaba esa respuesta…

Me tumbé con ella como siempre para dormir, y se lo dije una y otra vez, le enseñamos la cesta para que viera que no habían chupetes, lloró si, lo pidió si, pero enseguida se le pasó y se durmió.

Por la noche volvió a pedirlo esta vez con menos afirmación, si no con pena, tenía claro que era un hecho, y directamente atacó al pobre rey Gaspar, (¿por qué Gaspar?, ni idea…), «Gaspa llevado pupo mami», y yo confirmándole lo que parecía tener bastante claro ya, «si cariño, se ha llevado el pupo, pero tienes una bici súper chula, y una muñeca, y la cuna del Nenuco…» creo que antes de que terminara de decirle la retahíla de regalos, ya se había quedado frita.

A día de hoy, llevamos 8 días sin chupete y ha sido el primer día que no lo ha pedido, estos días atrás lo nombraba pero con muy poca insistencia, la técnica nos ha funcionado genial, hemos sido firmes con el tema, y algo que hemos considerado muy importante es no caer y ser fuertes, si lo quitamos lo quitamos, y lo cierto es que como he dicho al principio, nos ha sorprendido lo claro que lo ha tenido, y lo bien que ha entendido que los Reyes Magos se lo han llevado y que no lo van a traer más, cierto es que por el momento le cuesta bastante más dormirse sin el chupete, da más vueltas que una peonza, y se entretiene hasta con una gorrita de la manta, yo me quedo con ella hasta que coge bien el sueño, nos ponemos a ver fotos en el móvil (obsesión que tiene con verse en las fotos),  y al final el resultado es el mismo, acaba cayendo frita, no ha habido día que no haya dormido siesta porque no tenía el pupo.

¿Vosotras habéis pasado ya por la operación chupete?, ¿qué técnicas y trucos usasteis?

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]