Hace unos días hablaba con la profe de Batuti de la guarde, sobre el tema de la llegada de un hermano, y como le puede afectar a la peque tanto positiva como negativamente, de momento todo son aspectos positivos los que tiene hacia su hermano, otra cosa será cuando ya no esté en la tripa de mamá, pero no me quiero agobiar adelantando acontecimientos.

Su obsesión es subirme y bajarme los suerters para verme la barriga al aire, ¡incluso estando en la calle! jajaja… La acaricia, le da besitos, me pone las manos, me vuelve a subir y a bajar el suéter… Y cuando menos te lo esperas, empieza a llamar a «Mayo» (Mario), algo que también nos llama mucho la atención es, cuando coge sus juguetes y se pone a separar los que a ella le parecen, te los da, y te dice «eto pa Mayo» (esto para Mario), os juro que me la comería…

La profe me dio algunos consejos para que Batusi lleve mejor la llegada del bebé, este fin de semana me acerqué a Dideco tienda que ¡me encanta!, y compré un libro en la que habla de la llegada de un hermano, y esta misma mañana me he ido, (tomando nota del consejo de la profe), a comprar el regalito que Mario le dará a su hermana cuando lleguemos a casa del hospital, cosa que me pareció una idea genial, que no sean sólo regalos para el bebé, que vea que el bebé también quiere mucho a su hermanita, y por eso tiene un detalle con ella, os aseguro que cuando Batusito le de el regalo, ya la tiene metida en el bolsillo… ;D

 

Habían varios libros sobre la llegada de un hermano, con ilustraciones más o menos bonitas, con el argumento más o menos bonito, vi varios que, bueno, la historia a contar era cuanto menos cuestionable para que acepte bien la llegada del hermano, ya que la mayoría hablaban de los celos, y aquí la dependienta me dijo algo en lo que no pudo tener más razón, ¿para qué le vas a comprar un libro que habla de los celos, si todavía no los tiene?.

Luego habían algunos (muy pocos, menos mal), en los que se halaba de que el hermano mayor tiene que cuidar al bebé que acaba de llegar a casa, en los que salía en las ilustraciones un niño cambiando pañales al bebé, ¡¿perdón?!, esto es algo en lo que yo NO ESTOY NADA DE ACUERDO, quiero que entienda que no tiene que tener responsabilidades por ser la hermana mayor, es una niña de dos años, que tiene que jugar, divertirse y pasárselo bien, que para cuidarlo, ya están mamá y papá, eso es algo que quiero que sepa muy bien desde ya.

Tomando el consejo de la dependienta, y adaptando el libro a la edad de Batusi (2 años y 2 meses), me decanté por este ¡Hola, hermanita!.

Las ilustraciones son muy gráficas y sencillas para ella, tiene muy poco texto, así no se agobia cuando se lo leo, y el argumento va básicamente de que a mamá le crece la barriga, papá arregla el cuarto del bebé, los papás se van al hospital a que saquen al bebé de la tripa de mamá, y vuelven a casa con el nuevo hermanito, el cual el hermanito mayor quiere mucho.

Ella se llama así misma señalando al prota del libro, Alex, pero lo importante es que le gusta, y lo entiende bastante bien, suele ser de los primeros que coge cuando le digo, «¡Vamos a que mamá te lea un cuento»!

¿Usasteis la lectura como método de adaptación para la llegada de un hermano?, ¿o usasteis otras técnicas?.

Podéis seguirme a diario por FACEBOOK e INSTAGRAM donde tengo actividad continua 😉

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]