A los 18 meses recién cumplidos, a esta edad ha sido cuando hemos decidido que el pequeño Batusito puede pasar a dormir con su hermana al cuarto convexo al nuestro, desde que tuvimos al peque teníamos claro que el dormitorio sería compartido entre hermanos.

¿Y por qué?, pues entre otras cosas porque nuestro ático no tiene más que 2 habitaciones, el dormitorio de matrimonio y otra más, esto no venía de serie en la casa, si no que fue por «capricho» mío de tener un salón comedor grande, y hace años que tiramos el tabique de una tercera habitación, que quien sabe, igual con los años nos toca volver a levantar otra vez aquella pared para hacer una tercera habitación.

A mi me encanta que los hermanos compartan cuarto, crea y fomenta sus vínculos, comparten espacio, juguetes, estancia y aprenden a compartir, y a convivir entre ellos, me gusta más el concepto cuando mi peque mayor dice «mami, ven a nuestro cuarto», que «mami, ven a mi cuarto», esto es una parte vital de unión entre hermanos, ¡no va a ser sólo compartir virus! jajaja…

Ya comenté en este post sobre el espacio kids friendly que le hice a los peques en el salón, que nosotros el dormitorio lo usamos para dormir, nada más, me gusta que los Batusitos jueguen en el salón con nosotros, Batusi ahora está en la edad de jugar mucho con sus muñecas, ¡perdón! sus hijas, y pasa algo más de tiempo allí acostando a su Nenuco en la cama, le tapa con la manta y esas cosas de mami primeriza (así se siente ella), pero lo cierto es que aguanta poco allí sola, enseguida vuelve al salón, donde ha jugado desde que nació.

Tuve que remodelar la estructura del dormitorio, es la habitación que tiene las vistas más chulas (se ve el mar) pero lo malo es que es la más pequeña de la casa, y claro, me tocó currármelo un poco más, y hacer una especie de tetris con los muebles, hice un proyecto de interiorismo (si, de vez en cuando se me olvida que soy decoradora de interiores) y re diseñé toda la estructura, me encantó volver a sacar mi escalímetro, los lápices y dibujar lo que sería el nuevo cuarto de mis pequeños, ¿quieres ver el resultado…?.

Esta frase con letras de Scrabble es lo que te da la bienvenida al dormitorio DETRÁS DE ESTA PUERTA HAY GRANDES SUEÑOS, entrelazadas entre sí, y haciendo referencia al mítico juego de mesa, me gustó mucho el doble significado de dicha frase, ¿no te parece?.

El tener los juguetes bien guardados en cajas de almacenaje es algo fundamental cuando el espacio no abunda, y más si eres Mari Orden como una servidora, que enseguida se pone de los nervios con trastos y cachivaches esparcidos por el suelo si ya hemos terminado de jugar, escogimos estos cestos de Ikea y la caja apilable de Lego para las piezas pequeñas.

Detrás de la puerta de entrada hay un armario empotrado, y al lado puse un organizador de juguetes en color blanco que es muy práctico y fácil de que los peques puedan cogerlos.

Luego tenemos la zona de dormir de la peque, justo debajo de la ventana, a ella le encanta su cama de forja, es de Ikea, y tiene 3 posiciones de largarie, eso mola mucho porque tiene cama desde bien pequeñita y esta misma le valdrá para cuando sea más mayor, los textiles son de Burrito Blanco, y son de una calidad estupenda, escogimos tonos claros de la colección puzzle, para el pequeño Batusito tenemos el mismo juego, sólo que permanecerá guardado hasta que pase de la cuna a la cama.

Aquí tenemos a sus peluches favoritos, la peque no se acuesta a dormir si no tiene a su Kiconico y su Bunny Doll de Tutete bien acurrucaditos a ella en la cama.

Hasta aquí el tour por el dormitorio de los pequeños Batusitos, ahora dime tus impresiones ¿te gusta como ha quedado?

Firma final de post

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]