Fin de año en Calaceite y Valderrobres en familia, ¡Teruel mola!

Fin de año en Calaceite y Valderrobres en familia, ¡Teruel mola!

Por |2020-03-26T11:28:42+01:00marzo 26th, 2020|PLANES CON NIÑOS|Sin comentarios

Borrador automático

Este fin de año lo pasamos de una forma diferente a lo que lo habíamos hecho años anteriores, nos fuimos a pasar unos días a la heladora provincia de Teruel, concretamente en Calaceite, Valderrobres, y sus preciosos pueblitos de alrededor, porque aunque imagino que ya lo sabrás, da igual a la época del año que vayas, el frío que haga, la lluvia o la niebla, ¡Teruel siempre mola!.

Alquilamos un apartamento que acabó siendo un súper caserón para nosotros solos, en pleno centro del pueblo, un pueblo precioso llamado Calaceite y con un encanto especial, nos hizo muchísimo, pero MUCHÍSIMO frío, estuvimos todos los días a una temperatura de bajo cero, y con una niebla súper densa la mayoría de los días, pero no fue impedimento para que disfrutáramos el fin de año de una desconexión bien merecida en la montaña, y visitando los preciosos pueblitos que ofrece Teruel.

Como decía, nuestro alojamiento estaba en Calaceite, dejo un mapa aquí abajo para que lo puedas ubicar en el mapa, porque está en Teruel, pero muy cerca de Tarragona y de Castellón.

El pueblo es un encanto y una maravilla, el primer día que llegamos nos dedicamos a visitarlo y conocer sus calles a fondo, unas callecitas preciosas, además de unos arcos espectaculares que lo hacen uno de los pueblos más bonitos de la zona, ¡no le falta razón a la gente que nos recomendaron su visita!, cerca de Calaceite, hay varios pueblos que son dignos de ser visitados, como Cretas, o Valderrobres, este segundo considerado uno de los pueblos más bonitos de España.

Nos tomamos las uvas entre un poco de locura que sin duda no se nos olvidará jamás, esperábamos las campanadas con las campanas del campanario del pueblo que estaba justo delante de nuestra casa, pero se juntaron a la misma vez con un castillo de fuegos artificiales que explotaban con cada campanada, esperábamos las campanadas y los petardos que explotaban nos crearon cierta confusión, la cuestión es que cuando nos quisimos dar cuenta, ya iban por la sexta campanada, Batusi asustada por los petardos, el Vikingo tirando las uvas al suelo, y el padre y yo partiéndonos de la risa por la situación, a todo esto con una temperatura de -2º bajo cero, con un frío de la leche, en fin, muy loco todo…

Donde nos esperaba esta señora era la puerta de nuestro alojamiento, como ves no era pequeñita nuestra casa… alquilamos un apartamento que correspondía a una planta completa, como un piso, pero no había nadie más alojado en los otros 2 pisos que habían en la casa, así que campamos por las zonas comunes a nuestras anchas, ¡toda una maravilla!, un caserón precioso y súper acogedor.

Madera, piedras robustas, muebles rústicos restaurados espectaculares, suelo de arcilla… un caserón súper bonito, teníamos balcón que daba a la calle, una pequeña cocina con todos los utensilios suficientes para cocinar en el día a día, y donde hicimos una rica cena de Noche Vieja, dos dormitorios, un baño y un salón comedor con un toque muy hogareño.

La puerta de la izquierda era nuestro alojamiento en Calaceite.

Por la mañana el día de año nuevo amanecimos de esta manera, con una niebla súper espesa que a penas nos dejaba ver las casas que teníamos en frente, desayunamos tranquilamente y en familia y nos fuimos a visitar un despoblado íbero que estaba a menos de un kilómetro de Calaceite, el aspecto y el día no pudo ser más tétrico, había un niebla súper densa y súper espesa que hacía que todo pareciera como una película de miedo, por no hablar del frío que hacía, los grados bajo cero no nos abandonaron en ningún momento.

También pudimos ver por primera vez en nuestra vida una cencellada, o lo que es lo mismo, la niebla que se congela, la puedes ver en detalle en algunas fotos que he hice con mi nuevo teléfono móvil, la foto de portada, o un poco más abajo, parece nieve, pero no, a nosotros nos fascinó ver este precioso fenómeno de la naturaleza, en Valencia no tenemos este tipo de fenómenos atmosféricos por se un clima cálido, es como cuando nieva, ¡los Valencianos nos volvemos locos!.

Vistas desde el balcón de nuestra casa en Calaceite, Teruel.

Vistas desde nuestra casa en Calaceite, así amanecimos en Año Nuevo, con una niebla muy densa.

Detalle de una CENCELLADA, un espectacular fenómeno de la naturaleza.

Visita al despoblado íbero en Calaceite el día de Año Nuevo 2020, a -2º bajo cero.

Detalle de la cencellada.

Después de visitar el despoblado íbero nos encaminamos hacia Valderrobres, como decía un poco más arriba considerado uno de los pueblos más bonitos de España, ¡y no le falta razón!, PRE-CIO-SO, una maravilla pasear por sus callejuelas empedradas, y por las calles en las que los balcones casi chocan entre si por sus estrecheces, adentrarte en una época Medieval es poco, te da la sensación conforme vas conociendo sus rincones que estás como en una película ambientada en el Medievo.

Un precioso puente te da la bienvenida al pueblo, todo empedrado y con unas vistas espectaculares del pueblo, es uno de los lugares (por no decir el más) punto fotográfico de Valderrobres, tuvimos que esperar a que se desalojara un poco para hacernos unas fotos familiares los 4 (sorry, estas quedan para nuestro álbum privado familiar :), un río en calma pasa por abajo dejando el reflejo de las casas que dan a el.

Paseamos y recorrimos sus calles durante todo el día, comimos en uno de los poquísimos bares que habían abiertos (se nos olvidó que era Año Nuevo…), tuvimos la suerte de encontrar sitio y de zamparnos unos calamares a la romana y un chuletón espectacular que sólo de pensarlo aún me estoy relamiendo…

Después de Valderrobres nos quedó tiempo para ver algunos de los pueblos de la zona como Cretas, no dejes de visitar tanto como puedas de la zona, ¡es todo precioso!, hasta aquí nuestro viaje por tierras Aragonesas, ¡ah!, y muy cerquita de todos estos pueblos tienes Beceite, y su famosa ruta del Parrizal, donde nosotros ya estuvimos hace unos años haciendo parte de la ruta, puedes ver aquí el post que hice con recomendaciones para ir con niños a hacer la ruta del Parrizal.

¡Espero tus opiniones en los comentarios!.

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]

Sobre la autora:

Deja tu comentario