Hacer viajes largos en barco con niños, y no tirarte por la borda

/Hacer viajes largos en barco con niños, y no tirarte por la borda

viajar en barco con niños

A nosotros nos encanta viajar, lo hemos hecho desde que nuestros hijos estaban en mi barriga, y siendo bebés, como este viaje a los Pirineos Aragoneses con el pequeño Vikingo tomando teta en exclusiva, y siendo todavía un cachorrillo de menos de 6 meses, nunca ha sido un impedimento el ir aquí o allá por ellos, todo lo contrario, nosotros adaptamos el viaje a sus limitaciones, y Palma de Mallorca y su distancia no iba a ser una traba para disfrutar de la isla.

En el post de hoy te voy a contar nuestros trucos de como hacer viajes largos en barco con niños y no tirarte por la borda, bueno, al menos los trucos que nos han funcionado a nosotros, y cómo lo hemos enfocado para que sea lo más llevadero posible para ellos.

VIAJAR DESDE VALENCIA A MALLORCA EN BARCO

El viaje en barco desde el puerto de Valencia y hasta el puerto de Palma es de 8 horas, si si, 8 horacas, tanto como un Valencia-Asturias que nos hicimos el año pasado hasta Somiedo, la diferencia es que no estás postrado en una silla sin moverte, el paisaje es más relajado, y además con el aliciente de que vas en un barco, ¡para ellos fue la caña!.

Primero empezaré diciendo que escogimos ir en barco y no en avión (poco más de 45 minutos Valencia-Palma si escoges vuelo) por que nos llevamos nuestro coche, valoramos la opción de alquilarlo allí en vez de embarcar el nuestro, como hicimos la primera vez que fuimos nosotros dos solos, pero la diferencia de precio era abismal, teniendo en cuenta que además de la pasta que vale al día el coche en sí, cada silla para los niños valía alrededor de 80€ (habían de 50€ y hasta de 150€) por día, ¡cada una!, por 6 días que estuvimos en la isla, se nos iba la friolera de 960€, más el alquiler del coche, casi que me salía más rentable donar un riñón jajaja

TOCA SACAR LA ARTILLERÍA PESADA, JUEGOS CON LOS PEQUES

Yo esto lo tengo fácil, el padre de las criaturas tiene un don natural para jugar con los Vikingos, al pilla-pilla, al escondite, los hace volar, saltar, y cualquier cosa que se te ocurra, tiene una paciencia infinita con ellos que sin duda yo no tengo, o al menos no tanta…

En los barcos de cercanías las estancias a visitar por los pasajeros en bastante limitada, puedes ir a la zona de la cafetería, que es bastante grande, hay varias zonas de cubierta para ver el mar, y en el caso de nuestro barco (desconozco si todos lo tienen) estaba la zona del helipuerto en cubierta, habían tumbonas donde estaba la gente tomando el sol, y una zona muy amplia para que los peques corrieran a sus anchas, y tu detrás de ellos claro jijij

Así que mientras vas alternando las estancias, sin darte cuenta van pasando las horas.

Puerto de Mallorca
viajando con niños en barco
diversión en el barco
salvavidas barco
En cubierta del barco con niños

COGER LA OPCIÓN DEL CAMAROTE

Tanto para la ida para la vuelta cogimos camarote, para la ida cogimos el viaje nocturno, el barco salió a las 11 de la noche de Valencia, y pasamos toda la noche en alta mar, llegamos a Palma a las 7:30 de la mañana, hizo parada en Ibiza (yo ni me enteré…), y los peques ni se enteraron del viaje, ya que se lo pasaron durmiendo, eso si, se nos hizo más de la 1 de la madrugada, entre la emoción de subir en barco por primera vez, la cena en el camarote, conocer y recorrer el barco, y el concierto en directo de una banda de música en cubierta, no vimos el momento de irnos a la cama, pero imagínate, ¡¡no nos importaba lo más mínimo, empezaban nuestras vacaciones!!.

Para la vuelta, a pesar de que era de día decidimos coger también camarote, nos vino de perlas, dormimos la siesta y comimos en el propio camarote, ya que el día anterior en el chalé, previsora que es una, hizo unos espaguetis con atún y tomate, y nos los comimos en el barco al día siguiente, en la cafetería tienen un microondas para disposición de quien quiera usarlo, lo cual estuvo genial, ya que calentamos ahí los platos, y nos los llevamos al camarote para comérnoslos allí.

camarote Balearia
selfie en camarote de barco

ENTRETENIMIENTO Y JUEGOS INFANTILES A CARGO DEL BARCO

Para la ida como digo al ser viaje nocturno no nos hizo falta, pero para la vuelta, (el barco salió de Palma a las 11 de la mañana, y llegó a Valencia a las 19h) el barco puso a disposición de los pasajeros mogollón de juegos infantiles, hasta un mago que tuvimos, había una monitora que se encargaba de hacer manualidades con los niños, todo en la cafetería del barco, además era una tía majísima y súper atenta con los peques.

diversion para niños en barco
niños pintando en el barco

PACIENCIA, PACIENCIA, Y MÁS PACIENCIA

Esto tatúatelo a fuego jajaja viajar con niños pequeños a veces se puede hacer complicado, y hay quien no viaja a ciertos lugares por las distancias o porque no quiere viajar tan lejos con niños pequeños, pero si quieres disfrutar del enorme placer de viajar no te queda otro remedio, para nosotros nunca ha sido un impedimento, todo lo contrario, nunca nos hemos cohibido de ir a un sitio u otro por ellos, y siempre que vamos a viajar me acuerdo de mi amiga Leonor, que cada verano venía de Alemania en coche a España con su familia, y se tiraba la friolera de 2 días en coche con sus 4 hermanos, después de eso, todo me parece pan comido jajaja

Aquí estoy yo, intentando hacer yoga en la cubierta del barco, mientras mis hijos me roban las sandalias e intentan tirarlas por la borda para ver si flotan, muy majos ellos… jajajaja

relajacion para madres

Estas ha sido nuestra experiencia viajando en barco en un viaje largo con los peques de 4 años y medio y 2 años y medio, hemos sobre vivido y es más, ahora que ya ha pasado un mes, lo recordamos como algo especial y muy chulo, espero que la experiencia no la olviden nunca.

¿Alguna vez te has visto en la misma situación de hacer una travesía o un vuelo largo con tus peques?, si es así, ¿qué has hecho para entretenerlos?, cuéntanoslo en los comentarios, ¡toda experiencia es siempre bienvenida!.

Por |2018-10-16T14:01:10+00:00julio 30th, 2018|MATERNIDAD, PLANES CON NIÑOS|2 Comentarios

Sobre la autora:

2 Comments

  1. Núria 10 septiembre, 2018 en 16:56 - Responder

    Ostras dos horas es pan comido, nosotros la vuelta también tuvimos algún que otro percance con el pequeño, ¡es un Vikingo en toda regla! jajaja

  2. Silvia 31 julio, 2018 en 21:12 - Responder

    Nosotros hicimos ese mismo recorrido Valencia- Palma cuando el mayor tenía un año, la ida durmiendo en camarote genial pero la vuelta… ay la vuelta, eterna se nos hizo, las 8 horas detras de el!
    Este año nos vamos a Ibiza, también en ferry para llevarnos el coche pero saliendo desde Denia, que sólo son dos horitas , eso Si, somos uno más, la peque tiene dos añitos así que esperemos llevar el viaje lo mejor posible porque el destino desde luego vale la pena!

Deja tu comentario