Hamaca Tropilex, o como disfrutar del relax en la terraza

Por |2021-03-08T19:03:32+01:00marzo 8th, 2021|NOS MOLA|3 Comentarios

Las hamacas siempre me han gustado, siempre han despertado la curiosidad en mi, me preguntaba si se estaría a gusto en ellas, si se dormirían buenas siestas o si serían cómodas, ahora, después de tener una hamaca de Tropilex en casa, y de varios momentos de disfrute en ella, puedo decir en voz alta y con conocimiento de causa… ¡¡que son un flipe!!.

Mi chico ya la ha disfrutado con una siesta dominguera en ella, yo aún no, pero todo se andará… si que he tenido tiempo de leer en la hamaca, de disfrutar de sus movimientos y de reír con mis hijos, como imaginarás la hamaca gigante de Tropilex es el nuevo juguetito del ático, la hemos instalado de un lado a otro de la pared con un mecanismo mediante un mosquetón, que soporta 375 kilos, ya que la hamaca es doble y no nos la queríamos jugar.

La hamaca se pliega y se guarda toda dentro de su bolsa, ¡no ocupa nada!.

Nuestra hamaca es gigantesca, soporta 180 kilos de peso, y mide 1,60 cm de ancho por 3,50 cm de largo, cogimos la hamaca de Tropilex doble para poder estar subidos en ella el padre y yo y (si los Vikingos nos dejan…) disfrutar de las noches de verano con una copita de vino al fresco de la noche.

Es un modelo de hamaca llamada Brasileña, de material es 75% algodón y 25% de poliéster, el tejido es súper suave, no pica nada cuando estás subida en ella, los hilos de poliéster hace que mantenga su forma y no se deforme, aunque siempre cede un poco después de algunos usos.

Estamos encantados con ella, cuando no la usamos la metemos dentro de la bolsa tote que va incorporada y no ocupa nada de nada, la guardamos en un cajón y es súper cómoda de transportar al campo o a la montaña, y si te apetece también puedes usar la bolsa tote como bolso 🙂 por que… ¿qué me dices del color…?, ¡¡amarillo preciosoooooooo!!.

Prometo enseñarte como disfrutamos de la hamaca también en el campo y en la montaña, estamos deseando sacarla de viaje y disfrutar de un siesta debajo de unos árboles, al lado de un río con el sonido de fondo del agua cayendo entre las rocas, escuchando el piar de los pajaritos, y desconectar de todo y del mundanal ruido de la ciudad, de momento, la disfrutaremos en la terraza del ático, ¡qué también es un planazo!.

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 3 Promedio: 5]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

3 Comentarios

  1. hosymobiliario 5 de octubre de 2021 en 16:02 - Responder

    ¡Qué guay! La terraza nos parece una estancia ideal para disfrutar del verano. Colocar el mobiliario adecuado como hamacas, sillas o mesas para poder disfrutar de tardes y noches allí nos parece una idea estupenda. ¿A quién no le gusta salir a tomarse un refresco disfrutando del buen tiempo? ¡Es ideal!

  2. Núria 1 de abril de 2021 en 20:47 - Responder

    ¡Si, es genial!, nosotros le estamos dando un uso tremendo, nos encanta usarla tanto en la terraza como cuando salimos al campo, por lo fácil que es de transportar gracias a la bolsa.
    Ya me contarás que tal con tu nueva hamaca si te animas 🙂

  3. Gemma 8 de marzo de 2021 en 19:06 - Responder

    ¡Me encanta!; me pasa como a ti, siempre me han gustado las hamacas pero nunca me he lanzado con una, viéndote esta igual me animo a comprarme una
    Gracias por el post

Deja tu comentario Cancelar la respuesta

Ir a Arriba