Hace tiempo leí algunos posts relacionados con este tema, en algunos de ellos leí sandeces (a mi ver) del tipo que los niños a los que se les obliga a dar besos y abrazos en contra de su voluntad, son más vulnerables a sufrir abusos sexuales por que no han aprendido a decir NO al contacto físico de un adulto (palabras textuales), podéis leer dicho artículo aquí, que aunque estoy de acuerdo en algunos párrafos, por el contrario veo otros desmesurados y un tanto locos.

Este post ha surgido a raíz de una de nuestras tardes de parque, en las que inevitablemente y sin buscarlo me he convertido en la madre raruna que no obliga a su hija a dar besos a otros niños.

Partiré de la base diciendo que soy una persona que me gusta que respeten mi espacio vital, soy poco cariñosa, pero con los míos, y en concreto con mis hijos me resarzo pero bien, les doy besos a todas las horas y en todas las partes de su cuerpo, ales abrazo, les achucho, y les doy arrumacos por doquier, pero eso no quita a que no me gusta que mi hija (el pequeño Batusito aún es muy peque) tenga que estar repartiendo besos a trochemoche ¿por qué?, ¿tu les das besos a las madres del parque cuando llegas o te vas?, ¿por qué mi hija tiene que estar dando besos a los niños del parque en sus horas de juego?, lo siento, pero no lo entiendo…

Nuestro parque es el de todos los días, vivimos en una zona semi peatonal con un parque a 20 metros de nuestro portal, siempre vamos al mismo y por las tardes somos «las de siempre», Batusi tiene su grupito de amigos, a mi me encanta eso, día tras día viendo las mismas caras, y a las mismas madres, ya nos vamos conociendo.

Una de estas tardes, Batusi estaba jugando con una de sus amiguitas, empezaron a estirar de un camión de juguete cada una de un extremo, ¡que lo quiero yo!, ¡que no!, ¡que es mío!, ¡que no, mío!, ya sabes de lo que hablo… En uno de esos estiramientos Batusi soltó en camión, y la niña que estiraba del otro lado se cayó de culo al suelo, te puedes imaginar, la niña se puso a llorar como si no hubiera un mañana, la abuela de la niña se levantó del banco de un brinco, y le dijo a su nieta «no pasa nada cariño, ha sido sin querer, ale, daros un besito y a seguir jugando», llegó el temido momento beso, yo no sabía donde meterme…

Me agaché a la altura de las dos, e intenté calmar a la niña ofreciéndole de nuevo el camión (que era de Batusi y seguía en sus trece que quería el camión), para que siguieran jugando sin necesidad de besitos, pero aquella mujer seguía erre que erre, «venga, dale un besito para pediros perdón», Batusi me miraba con cara de poker, ¿le tengo que dar un beso mami? parecía decir.

Aquella niña con la cara llena de mocos de llorar, se acercaba a Batusi para darle un beso, y mi peque se alejaba, (es escrupulosa como su madre, que le vamos a hacer…), ¿qué se supone que se hace en esta situación?, ¿tengo que obligar a mi hija a que le de un beso si claramente NO QUERÍA DÁRSELO?, ¿el hecho que sea una niña la obliga a dar besos si o si?.

Sutilmente le dije a Batusi que si no quería darle un beso que no se lo diera, que no está obligada a hacerlo, que le pidiera perdón a la nena y que siguiera jugando con ella, se rió le pidió perdón por lo bajini, y se fue corriendo, la niña se quedó con el camión, pero sin beso claro.

Yo me percaté de que a la abuela de la niña no le hizo ni gracia que Batusi no le diera un beso a su nieta, aunque no lo dijo, a veces la cara es el espejo del alma, y entonces fue cuando hablando con aquella buena mujer se lo expliqué, que no me gusta que mi hija vaya repartiendo besos, no sólo a su nieta, si no en general, por muchos motivos, entre ellos el contagio de los virus, uno de los principales motivos de contagio (dicho por  nuestro pediatra).

Aquello corrió como la pólvora en los bancos del parque, entre otras cosas por que las demás mamis estaban allí escuchando y atentas a la escena beso si, beso no, me convertí de la noche a la mañana en la mami que no obliga a su hija dar besos.

También hubieron mamis que se acercaron a darme la razón, y a decirme que entienden mi posición, y que a ellas tampoco les gusta nada eso de los besos, de hecho fueron muchas más de las que yo me imaginaba.

¿A ti te ha pasado algo parecido?, me gustaría saber tu posición, ¿eres de que tu polluelo de besos o por el contrario te pasa como a mi?

Firma final de post

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]