Recuerdo cuando era pequeña, que empezó a instaurarse en nuestro país el mundo de la informática, allá por el año 1.990, las video consolas, los video juegos, los ladrillo móviles, y el interné, si eres de mi quinta lo recordarás como un salto bestial a la tecnología, que una persona pudiera recibir una carta por el ordenador, sin que tener que oír aquello de «cartero, ¿me abre por favor?»

Yo me he criado jugando a todo tipo de juegos que te puedas imaginar, soy de esa generación asilvestrada que jugaba en descampados con piedras, palos, hierros y que cuando se caía y se hacia una corte en la pierna, lo curaba mi madre con un poco de saliva y un clinex, esto querida amiga, hoy en día es impensable, nos escandalizamos cuando nuestro hijo sube por el tobogán del revés, con que imagina con palos y piedras, y te puedo asegurar que he tenido la infancia más feliz, libre y divertida que haya podido tener una niña.

He tenido tiempo para todo, tiempo para jugar a las Barbies, para jugar a los disfraces, tiempo para las piedras, para saltar a la comba, para jugar a bote-bote, pero como decía antes, cuando el mundo informático se instaló en nuestras vidas también tuve la oportunidad de jugar a los video juegos, como a cualquier niño, ¡me encantaban!.

Nuestros hijos hoy por hoy viven en una época en la que toda su vida gira en torno a la tecnología, desde la robótica de nuestros hogares, los ordenadores a bordo de nuestros coches, los GPS, pasando por los dispositivos móviles, tablets, relojes digitales, portátiles etc, hasta el aprendizaje en las aulas, donde la inmensa mayoría de colegios disponen de pizarras digitales, ordenadores, y tablets para cada uno de los alumnos en clase.

Si lo piensas detenidamente, te darás cuenta de que vivimos totalmente digitalizados.

Te puede gustar más o menos, pero lo que si que es cierto es que es una realidad, una realidad virtual en la que vivimos en el día a día, ¿y por qué negársela a nuestros hijos?, con una moderación adecuada, con controles parentales y con un uso adecuado de ello, yo veo fenomenal que un niño aprenda y sepa usas las nuevas tecnologías, como he dicho un poco más arriba, hay tiempo para todo.

Este verano, al tener libre las 24 horas del día, sin cole, y yo trabajando en casa con el portátil, había ratos que entretenía a Batusi con juegos infantiles con el ordenador, yo con ella, íbamos viendo y descubriendo diferentes formas de jugar.

Estos juegos para niños los usábamos bastante, os puedo asegurar que lo pasábamos genial las dos, además de tener una gran variedad de juegos, los hay para todas las edades y gustos, puzzles, ejercicios de lógica donde el niño puede desarrollar su memoria, juegos de cálculo…

Como a cualquier niña de su edad, también le gusta jugar a pintarle las uñas a una muñeca, a ponerle crema en la carita, ponerle vestiditos, en esta página web también tenéis la oportunidad de este tipo de juegos, además de los juegos de moda como Cars, juegos de coches, y una gran variedad.

Batusi seguirá creciendo con los juguetes clásicos de toda la vida, a la cual me declaro la fan número uno, pero también disfrutará de la tecnología, y de este tipo de juegos online para jugar en la tablet o desde el móvil.

¿Qué opinas de los juegos para niños online?, ¿eres de que tu peque juego con las aplicaciones en el ordenador o la tablet?

Firma final de post

POST PATROCINADO

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]