La calle de los colores, en el Barrio del Carmen Valenciano

/La calle de los colores, en el Barrio del Carmen Valenciano

La calle de los colores, en el Barrio del Carmen Valenciano

By |2018-12-04T16:13:38+00:00diciembre 4th, 2018|NOS MOLA, PLANES CON NIÑOS|0 Comments

calle de los colores

“Hay calles de paso, y una calle donde todo pasa”

Bajo este lema se sitúa la calle Moret, aunque inevitablemente ha sido rebautiza en Valencia como la famosa calle de los Colores, sita en pleno barrio del Carmen Valenciano, en el corazón de la ciudad, una calle con poco más de setenta metros, que ha pasado de ser una calle sin más, a ser una de las calles más visitadas y transitadas de Valencia, ¿por qué?, pasa al post a verlo, y verás el por qué de sus visitas…

En la pequeña calle se pueden apreciar varios murales que dan la vida a la calle Moret, dependiendo de por donde accedamos veremos un mural u otro en primer lugar, nosotros nos dimos de bruces con la pareja que está besándose, y que tiene su historia detrás, el fotógrafo Alfonso Calza los retrató en el año 2012 en la estación del tren de Londres, y a día de hoy hay una movilización que en su día se hizo viral para encontrar a la pareja, por el momento siguen sin salir los protagonistas de la historia, te dejo un video aquí para que veas el making off de la historia.

Te puedo asegurar que delante del mural del beso te estarás un buen rato, mirándolo, viendo cada detalle, cada pincelada, es una auténtica maravilla para la vista, yo como aficionada al arte, me detuve observándolo con un detenimiento y maravillándome con lo impresionante que es, una auténtica obra de arte sin duda, bajo el hastag #kissmevlc verás en las redes sociales como las parejas que pasan por de él, se fotografían besándose a modo de imitación, y claro, como no, nosotros no quisimos ser menos…

#kissmevlc

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

Sin dar tregua a la vista, y pegadito a la pareja besándose, nos encontramos a esta chica sentada en unas escaleras, también fotografiada por Alfonso Calzas, el mural está pintado con esmalte por Luis Londejo, donde enlazó unas cañas de bambú a los pinceles para elaborar el logrado e impresionante mural.

¿No me digas que no es una pasada de chulo?, lo mejor de todo es lo mucho que se respetan los murales, nadie pinta encima de ellos, nadie los ensucia ni mea en sus paredes (ya sabemos lo cochinas que pueden ser algunas personas…), la gente va a allí a sacar fotos, a maravillarse como el que va a un museo, eso si, un museo al aire libre y que se ha convertido en calle de culto para los Valencianos y los turistas que visitan la ciudad.

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

Sin abandonar el mural, tenemos al baterista, otra maravilla, también fotografiado por Alfonso Calzas, el artista consiguió pintar y en la pared algo que da la sensación de movimiento, miras el mural y es tremendo lo mucho que esperas que de un momento a otro va a darle a los platillos, ¿no te parece?.

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

Sin abandonar la fotografía de Alfonso Calzas, tenemos esta imagen de un Otoño en Bremen, donde la niebla y los árboles secos de hojas son los grandes protagonistas, junto con una pareja que pasea por el bosque.

A continuación, y también de la mano de Alfonso Calzas, tenemos a una chica en un puente en Venecia, a mi este fue uno de los murales que más me gustó, la técnica es mixta entre grafiti y pincel, los detalles son una auténtica pasada, ¿no te parece?.

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

calle de los colores Valencia

Podría enseñarte más, pero entonces no te picaría el gusanillo de acercarte una mañana a la calle de los Colores para conocerla, y verla de primera mano, te aseguro que no te vas a arrepentir, es similar a ir a un museo o una galería de arte, pero con el encanto de estar en la calle al aire libre, después tienes el aliciente de ir a una de las terracitas que hay por el barrio del Carmen para tomarte un piscolabis, y disfrutar de sus calles, su arte y el acogedor ambiente que se respira en este barrio.

Sobre la autora:

Leave A Comment