LA CARA B DE LOS SEGUROS SANITARIOS PRIVADOS

/LA CARA B DE LOS SEGUROS SANITARIOS PRIVADOS

Este post es un tanto ‘guerrillero’, que lo he divido en dos, últimamente es que me mola esto de mantener la incógnita, lo he rescatado de la bandeja de borradores, inicialmente escrito en Octubre de 2013, cuando el tema estaba calentito, y me hervía la sangre del cabreo que me llevaba, y no es para menos, os pongo en situación…

Me saqué un seguro médico privado por que ya estábamos planeando ser padres (guiño a Lucía), había una súper oferta en XXXX compañía de seguros, que no había carencias y podías usar el seguro en cualquier clínica privada desde el minuto 1, sin letra pequeña, tal cual, entraba parto, ginecología, urgencias, y algo que también miré mucho en el contrato es que no era prepago, ¿qué quiere decir esto?, pues que pagas X dinero al seguro mensualmente, normalmente poco, y cuando acudes a la consulta tienes que pagar X dinero, 3, 4, 5€ o lo que cada seguro tenga contratado, este no era el caso, era una cuota fija al mes y punto pelota, ‘¡que guay! este parece el mejor de todos, me lo voy a sacar’ le dije a PAPArracho, (el seguro me lo saqué yo sola), me parecía que tenía muy buenas coberturas médicas, como dentista (con sus excepciones), y un precio mensual de risa si lo comparamos con todo el uso que le íbamos a dar, como las visitas al ginecólogo, que para las que no lo sabéis, son cada 3 semanas por el privado.

Se acercaba el momento del parto, y aunque a las visitas de la Seguridad Social también iba, por si decidíamos dar a luz en La Fe (considerado uno de los 3 mejores hospitales de España en obstetricia y neonatos), al final decidimos que pariríamos en la clínica privada, la cual le doy un 11 sobre 10, me ayudaron muchísimo en los primeros momentos de la lactancia materna, lo recuerdo como una muy buena experiencia, tanto mi ginecóloga, como las enfermeras, y diréis ‘¡Hombre es que cuando pagas, todos son muy majos!’, eso a una le sale queridas, es decir, el que es más seco que una mojama, lo es toda su vida, vamos, que a una se le nota cuando las cosas las hace forzadas, o le salen solas.

Aquí es donde empezó nuestra GRAN MOVIDA, Batusi se adelantó 3 semanas, nos fuimos de urgencias un Domingo 25 de Agosto, y Batusi vino al mundo al día siguiente.


con-letras-para-el-blog

La peque estuvo con nosotros en la habitación un día, pero toda mi leche la vomitaba, no era normal, así que la pediatra decidió que había que llevarla a NIDOS para observarla, es una habitación de observación, anexa a donde están los bebés prematuros en incubadoras, y a su vez anexa a la UCI, está en la misma planta en la que estábamos ingresados, Batusi estaba en su cunita, ni entubada ni en incubadora (¡menos mal!, luego entenderéis por que digo menos mal…), simplemente la estaban observando.

Cuando vi llegar a la pediatra al día siguiente con cara de pocos amigos, me mosqueé, ‘¿qué pasa?’, le espeté sin darle opción de darnos los buenos días.

-Hemos tenido que ponerle un gotero de suero a la peque, por que no expulsa el meconio (primera caca tras el parto), y al tener un tapón intestinal, todo lo que ingiere lo vomita, pero no os preocupéis, no está en incubadora por que no lo consideramos oportuno, es cuesión de horas que lo expulse por ella misma, así que entre hoy y mañana estará en la habitación con vosotros.

Aquí servidora, con las hormonas tras el parto bailando el hula hoop alrededor de mi culo, estuvo llorando hasta que Batusi entró por la puerta en su cunita 2 días después, estuvo en NIDOS un total de 3 días, en las que había un horario de visitas para los familiares (tras un cristal), y donde su padre y yo éramos los únicos que teníamos acceso libre a cualquier hora, por estar con LM.

Yo estuve ingresada 5 días, le supliqué a mi ginecóloga que alargara mi alta todo lo que pudiera, yo no me iba de la clínica dejándome a Batusi allí, me hubiera encadenado a una barandilla si hubiera hecho falta.

Y aquí es donde nuestro seguro nos dejó MÁS TIRADOS QUE UNA COLILLA, imaginaros nuestra cara, cuando bajamos para irnos a casa, con Batusi en brazos, que ya soltaba unas cagueronas como la catedral de Burgos, con mis pechotes a rebosar de leche pudiendo darle LME, más contentos que unas castañuelas, y de repente la de la recepcionista te diga:

-Esta es vuestra factura, de la 307, son 947€.
EINGGGG… ¿WTF? ¿Perdonaaaaaaa?
-Creo que te has confundido, yo tengo seguro con XXXXX, me cubre todo el parto y la estancia.
-A ti si, pero a la niña no.
O.O  O.O  O.O  O.O
Me quedé ojiplática, no supe ni que decir, ¿¿QUÉ NO CUBRE A LA NIÑA??, ¡¡QUÉ COÑO!!
-Pues mira, espera que llamemos al seguro, hablemos con ellos a ver que ha pasado y os decimos cosas..

Después de 10 o 15 llamadas, cansados de hablar con máquinas que te desvían la llamada de un lado a otro (todos sabéis de lo que hablo), PAPArracho cogió el coche con el cabreo más grande del mundo mundial, y se plantó en las oficinas centrales en Valencia.

Cabreado, impotente, rabioso y con ganas de cargarse a alguien, entró por la puerta de la clínica, donde Batusi y yo estábamos esperandolo.

-Tenemos que pagar, vamos a casa a leer la póliza de cabo a rabo, y hablaremos con un abogado.

Estaba demasiado feliz para cabrearme, así que amoquinamos los casi 1.000€, y aquí es donde digo que ¡menos mal que no estuvo en la incubadora!, por que al día por tener a un bebé en la incubadora eran, agárrense señoras, nada más y nada menos que ¡¡1.000 y pico euros!!, ¡¡AL DÍA!! por 3 días que estuvo, más goteros, más cuidados…

Nos fuimos a casa, con calma arreglaríamos la situación, por mis ovarios y por los coj*** de PAPArracho, esto no se quedaba así…

Por |2015-02-04T12:16:35+00:00febrero 4th, 2015|MATERNIDAD|22 Comentarios

Sobre la autora:

22 Comments

  1. La Nave del Bebé 9 febrero, 2015 en 10:17 - Responder

    ¡Que fuerte! Esperando la segunda parte :S ¿Fuiste a la OCU? Con estos textos engañosos y aprovechando los momentos de debilidad (embarazo, post-parto…) hay muchos timos :(((

    • Núria 9 febrero, 2015 en 10:19 - Responder

      Hola! Ya tienes la segunda parte!, la publiqué al día siguiente 🙂
      Son una panda de estafadores, pero a mi ya no me pillan más con el carrito del helado…

  2. Yure 4 febrero, 2015 en 22:41 - Responder

    Menuda panda de cabrones!, te entiendo perfectamente, a mi también me hicieron una jugarreta, quise darme de baja, y me dijeron que hay un plazo para hacerlo, ese plazo había pasado por unas semanas, y me tocó quedarme otro año completo con ellos, sin necesidad de reclamar.
    Eso si, el año que estuve no hice mas que hacer gastos tontos, como revisiones de todo, oftalmologia, ginecología, dermatólogo… Por listos!!
    Estaré pendiente de ese post de mañana, espero lo pudierais solucionar

    • Núria 6 febrero, 2015 en 09:06 - Responder

      ¡Esa otra! nos pasó algo parecido, pero como pasaba tan sólo unos días si que pudimos darnos de baja, ¡sólo faltaba!

  3. Sarah 4 febrero, 2015 en 17:47 - Responder

    Hola!! Menudo panorama, os devisteis quedar choff en ese primer momento.
    Yo también tengo seguro privado y la peque estuvo unas horas en incubadora. Mi seguro lo cubrió todo. De hecho son 30 días desde el nacimiento lo que le cubrió. La visita de la semana la hizo con mi seguro y un día que fuí a urgencias también. Yo no he tenido ningún problema y estamos muy contentos.

    • Núria 4 febrero, 2015 en 22:34 - Responder

      Si, a nosotros también nos cubrió una semana después.. Y si que nos cubría el primer mes de vida, con sus excepciones..

  4. Núria 4 febrero, 2015 en 17:11 - Responder

    Mayormente.. Pero como siempre existen los “peros”…

  5. lydia padresenpañales 4 febrero, 2015 en 16:56 - Responder

    Ostia alucino pepinillos…. Pero si cuando te haces un seguro es para ti y descendientes no????!!!!

    • El rincón de Mixka 4 febrero, 2015 en 20:56 - Responder

      No, en absoluto. La póliza que tú contratas, la.contratas para ti. Luego tú puedes extender la póliza al resto de miembros de la familia. O la puedes contratar así. Pero de primeras, la póliza sólo cubre a quien la contrata… ¡No a los descendientes! También hay períodos de carencia que es aconsejable conocer antes de contratar la póliza. Yo cuando me quedé embarazada de Xabier me hice un seguro privado, pero a sabiendas de que no me cubría parto. Porque para eso necesitaba una carencia de un año.

      • Núria 4 febrero, 2015 en 22:32 - Responder

        Aquí no habían carencias, y a Batusi la cubría el primer mes de vida, explicaciones más extensas en la parte dos.. ;D

  6. mamirecientecuenta 4 febrero, 2015 en 16:26 - Responder

    Hola!
    Pues vaya… Yo también contraté un seguro, con Néctar, pero el mío tenía carencias y es con copago, porque quiero.
    A mi me ayudaron mucho y todas las pruebas que mi médico pedía no tenían problemas, con enviarles por correo electrónico el papel que el médico me había dado, le decían a todo ok.
    A las 35 semanas me asaltó la duda sobre si cubriría la estancia de la niña en el hospital. Así que ni corta ni perezosa, los llamé. Les pregunté y me dijeron que no me preocupara, que la estancia se cubría con mi seguro, pero en el momento en que salíamos del hospital, solo pisar la acera (según me dijo la chica) la niña no tendría seguro.
    Cuando estaba de 38, el médico me dijo que me tendría que hacer cesárea. Y como tuve que llamar al seguro por eso, volví a preguntar por lo de si la niña entraba.
    La chica que me atendió, también muy amable me dijo que ella misma me llamaría el día de la cesárea por la tarde, que si yo no podía ponerme al teléfono, que se pusiera mi marido, me dio el precio de todo lo que subiría con ella y cuando llegamos al hospital, de urgencias, porque la niña nació dos días después de esa llamada, parto vaginal, estaba tranquila. Y la chica me llamó, el día 2, que seguía en el hospital y me hizo todo el trámite para la niña.
    Sé que lo que te hicieron es una put***, pero a lo mejor, si hubieras llamado ellos te habrían dicho que la niña no entraba para nada, en el momento de su nacimiento.
    Espero que lo arreglarais, yo tengo que pagar ese pastifal y también me hubiera cabreado.
    Saludos

    • Núria 4 febrero, 2015 en 16:41 - Responder

      Si si, Batusi si que entraba, pero con sus “excepciones” atenta al post de mañana.. 😉

  7. Cris Carballo 4 febrero, 2015 en 14:04 - Responder

    Siento no estar de acuerdo contigo, tocaya y si con Rosa. En nuestro caso tenemos Adeslas y estamos encantados. Mi hija estaba cubierta bajo mi seguro, hasta 30 días y a partir de ahí, la dábamos de alta con el suyo propio o no, pero su primer mes, lo cubrió mi seguro sin gastos adicionales; Yo también di a luz por privado en Monteprincipe, Madrid y quede encantada por el trato dispensado a los tres! Incluso, mi póliza me cubría una prueba de audición gratuita para la pitufa (en muchos no lo cubre)
    Llevamos 10 años con el seguro y por un módico precio al mes, estamos cubiertos incluso ahora que estoy parada, os aseguro que aunque es un esfuerzo económico, merece la pena aunque solo sea, por no tirarte en Urgencias 4 horas como en el público…

    • Núria 4 febrero, 2015 en 14:55 - Responder

      Mucho tiene que ver el tema de las coberturas con mi post de mañana..
      Atenta!!

  8. rosa 4 febrero, 2015 en 13:06 - Responder

    A mi me pasó con mi segundo peque. Se lo llevaron la primera noche a uci tambien en un privado, pero yo avisé a mi compañia de que aseguraran al bebe desde el momento 0. Y no tube ningun problema. No me cobraron ni los biberones… q le tubieron que dar en uci… aunque yo tambien le di LME.

    • Núria 4 febrero, 2015 en 14:54 - Responder

      A mi no me cobraron los bebes, ni los pañales por ejemplo, incluso, y aun que es una tontería, no me cobraron ni el chupete que me traje a casa que no había comprado yo.
      Mañana cuando lo cuente todo, a ver que te parece… 😀
      Saludos!

  9. Cristina Prieto 4 febrero, 2015 en 13:05 - Responder

    Mira, lamento tener que decirte esto, pero creo que es mejor ser clara. Tu seguro no te dejó tirada. Tú contrataste una póliza que te cubría a tí, y, por supuesto el parto, pero en el momento en que se da a luz y tu hija ya no forma parte de tí, es un individuo independiente, por lo tanto para que le den cobertura hay que incluirlo en la póliza (con una llamada a la cia aseguradora basta).
    Es cierto que si no hay complicaciones no se extiende factura ninguna en los casos en los que no se incluye al bebé en el seguro y se les hacen las pruebas básicas y el seguimiento. Pero si hay alguna complicación evidentemente sí se factura porque es un gasto que tiene la clínica.
    Lamento que lo hayas vivido, pero es obligación nuestra saber qué nos cubre y qué no.
    Saludos!

    • Núria 4 febrero, 2015 en 14:52 - Responder

      Querida Cristina, en primer lugar decirte que no des por sabido cosas que no sabes, ¿tú estás segura que la póliza solo me cubría a mi?, me temo que no…
      Esta opinión esta muy bien, pero hubiera estado mejor escrita mañana, cuando publique la segunda parte
      Un saludo!

    • Clara Sempere 4 febrero, 2015 en 22:45 - Responder

      ¿Como puedes afirmar algo así?, quiero decir, cómo te ha contestado Nuria, ¿como sabes que solo le cubría a ella? ¡Si aún no ha terminado de contar la historia!
      Alucino con la gente que afirma sin saber

  10. Covadonga 4 febrero, 2015 en 12:36 - Responder

    Mi cachorro también se adelantó tres semanas y también estuvo ingresado en cunita, qué lloreras me cogí!!! Pero nosotros estuvimos en el público, aquí no hay clínicas privadas que atiendan partos, así que sin problemas.
    Yo tengo seguro privado para el tema del ginecólogo, pero no incluye al enanito. Lo pregunté y me dijeron que tenía que pagar más si quería incluirle…

    • Núria 4 febrero, 2015 en 12:38 - Responder

      Mañana lo contaré mejor, pero en resumen te digo que a nosotros nos cubría a la peque las necesidades básicas, la prueba del talón, etc..
      Todo lo que le hicieran de más, ¡¡a pagar!!

Deja tu comentario