LA INVASIÓN DE BATUSI

Por |2013-09-11T16:47:43+02:00septiembre 11th, 2013|MATERNIDAD|2 Comentarios

Así es, después de casi 8 años siendo 2, bueno 3, (no nos olvidemos a Cofi, nuestro gatito), ahora Batusi ha venido a nuestras vidas, además de para colmarnos de amor y de felicidad, también para «invadirnos», y convertirse en la auténtica reina de la casa, y poner la misma patas arriba, con todos sus nuevos trastos y artilugios, que son muy monos todos ellos, y aparatosos como ellos solos, y que gracias a Dios, bueno, a Dios no, a mis súper amigas, algunos de estos trastitos, nos los han prestado de mil amores, como es el caso de la mini cuna, el Maxi Cosi para el coche.

Hay ciertos trastitos, que menos mal que nos los han dejado, por que sinceramente creo, no lo hubiéramos comprado, como es el caso de la mini cuna, más que nada por el poco tiempo que se usa, hubiéramos recurrido directamente a la cuna, que bien hermosa es, y que ahí esta, de momento ‘adornando’ el cuarto de Batusi tan divinamente.

La ‘pequeña invasión’, ha llegado a todas y cada una de las estancias de nuestra casa, y es que halla donde mires hay cosas «Paulianas», monísimas, de colorines, de dibujitos, de musiquitas… ¡¡Ains!! Para que voy a negaros que estoy encantada de volver a la niñez, (si es que alguna vez la he abandonado :D), vayamos por partes…

DESGLOSE DE LA INVASIÓN

-Recibidor: El parkin, donde estacionamos el carro cuando llegamos de la calle.

-Dormitorio de sus papis: Apoderación de la parte izquierda (donde duerme su mami), con la mini cuna, y de las dos mesitas de noche, la mía y la de su papá, que han pasado de lucir unas decoraciones monísimas, con porta fotos de nácar, y lámparas de diseño, a estar decoradas con pañales, toallitas, cremas para el culete y para las grietas de los pezones, gasas, etc… Y el churro que va de aquí para allá.

-Cuarto de baño de sus papis: Bañera/mamotreto/mrastaco, ¡mama mía lo que ocupa!, de tener un baño la mar de amplio, a caber justicos justicos, mi madre nos regaló la bañera de pie, y lo cierto es que es la mar de cómoda para bañar a la pequeñusa, y muy practica por los huecos que tiene para las cremas de Paula, y la bandeja en la parte baja para toallas, pañales, etc… y lo más gracioso, es que a ella ¡le encanta!, pero si hablamos del tema del espacio…

-Antiguo estudio: (Ahora reconvertido en habitación de Batusi) Esto es sin duda, lo que más me gusta de todo, me lo paso pipa en su habitación, lleno de peluches, de ropita diminuta, los muebles infantiles, textiles de Ágata Ruiz de la Prada, vinilos de pajaritos, florecitas… Es como volver a mi infancia de la mano de Batusi, me sale una sonrisa de oreja a oreja cuando paso por delante o estoy dentro de ella, ¿y enseñarla a las visitas?, ¡buah, me encanta!, y ahora que papi no me oye, tenía unas ganas locas de perder de vista un armario feo feo de la leche llenito de herramientas, trastos, por un tubo, ¡aleluya!

-Salón-Comedor: Cuando no esta en la entrada, el carro con el capazo es donde solemos tener a Batusi, (de momento y siendo tan pequeñita, no la quiero poner en la hamaca, que por cierto iremos a recoger en unos días), el churro (o cojín de lactancia), fundamental para las tomas, el Walky Talky, ¡menudo invento!, sin duda uno de los mejores regalos que nos han hecho, menuda tranquilidad que te da el cacharrito para poder purular por la casa, sin necesidad de ir cada 30 segundos al carro a asomarme para ver si Batusi sigue ahí, o se ha levantado de un salto y se ha ido con sus compis de pañal a tomar unas copichuelas O_O, :D, además este que tenemos, tiene pantalla LCD e infrarrojos, ¡una caña vamos!, revistas de bebés, lejos quedó el examinar con lupa mi subscripción anual a Nuevo Estilo, folletos informativos de marcas y productos para el recién nacido, y por su puesto, la mesita de rincón donde antes habían velas para momentos románticos, búcaros decorativos, o la trilogía de 50 sombras, han dado paso a lo que invade toda la casa, pañales, gasas, las pezoneras con su cajita amarilla monísima ella, y un largo etcétera, las que sois mamis sabéis de lo que hablo, trastos pa’qui trastos pa’lla…

Lo mejor de todo es que la cosa no termina aquí, y el séquito trasteril no ha terminado aquí, aún nos quedan cositas pendientes, le tengo el ojo echado a un par de cosas para el disfrute de Batusi (y de su mami, of course), además de que cada nueva visita, viene con regalito incorporado (¡¡bieeeeen!!), os mantendré informad@s de las nuevas adquisiciones…

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

2 Comentarios

  1. La alcoba de blanca 12 de septiembre de 2013 en 19:33 - Responder

    Jajaja!!! Eres como yo!! Yo disfrute muchísimo comprando cositas y viendo la casa totalmente invadida!!!
    Pero espérate a que crezca y verás!!

    • Núria 4 de agosto de 2014 en 20:22 - Responder

      Jijiji es que como mola comprar y comprar cositas, aunque la casa este invadida, es la mayor de las alegrías verla así.
      Besotes guapa!!

Deja tu comentario Cancelar la respuesta

Ir a Arriba