Me he visto envuelta en una especie de espiral de manualidades en menos de un mes, que si una bandera para carnaval que cubra a la niña en cuestión, y no la que tu quieras, ¡no, no!, la que te asigna la seño, que si la falla para el colegio, que si el libro viajero

Llego a la conclusión con todo esto que en colegio de mi hija nos mandan deberes a los padres, aquí me veo yo, pidiendo ayuda a mi madre para que entretenga o se baje al parque a los Batusitos, por que su madre está poseída con la dichosa pistola de silicona, los cartones para la falla del colegio, haciendo polvo los tutoriales de Youtube, y con la impresora echando humo a todo full para tener listo del libro viajero, donde tenemos que resumir en una cartulina por ambas caras la corta, pero intensa vida de nuestra hija de 3 años y medio.

Vale, que si, que esto del libro mola, pero solapado con otras 2 actividades más, es saturación nivel PRO señoras, y la que diga que es para pasar un rato con tus hijos miente, ¡MIENTE COMO UN BELLACO!, yo no se tus hijos, pero la mía hasta el momento la pistola de silicona caliente, las tijeras para cortar el fieltro, o el manejo del disco duro externo para recopilar sus fotos de recién nacida, aún no lo maneja del todo bien que digamos…

Un mes, este es el plazo que tengo para hacer todas estas manualidades, por que si, encima tiene que ser todo casero, aunque después de hablarlo en los corrillos marujiles que se forman en la puerta del cole a la hora de la salida, llego a la conclusión que soy una pringada de la vida, chapó por esas madres (porcentaje más que elevado) que pagan a esos hacedores de manualidades clandestinos que se esconden detrás de los mostradores del todo a cien, o piden a sus cuñadas, primos, hermanas, o vecinas para que les hagan dichas obras de arte.

Así pasa, que esto se convierte en una lucha por ver quien la tiene más grande, se presentan esas fofuchas impolutamente impolutas, ninots para la falla del cole que bien podrían competir en sección especial, o banderas para carnaval hechas de fieltro que podrían estar ondeando en la embajada Italiana sin ningún problema.

Y ahí estás tu, sin haber pegado ojo la noche anterior por haber estado dándote de hosti** con la goma eva, haciendo TUS deberes a ultimísima hora, llegando al cole el día tope con tu falla, tu bandera, tu libro viajero… Mirando de reojo esas maravillas perfectamente perfectas que llevan los amiguitos de tu hija, y piensas para tus adentros ¡¿pero como demonios van a quemar ese ninot?!, ¡ni el mismísimo artista fallero Pedro Santaeulalia le hubiera dado mejor forma!. 

Y claro lloras, lloras hacia tu foro interno, lloras de pena por ver y asumir que eres una negada del DIY, sólo te atreves con algo sencillito y básico, poco más, asumes que jamás podrás competir con las reinas de la pistola de silicona caliente, jamás llevarás la mejor bandera, ni el mejor ninot para la falla, pero en el fondo te la trufa un poco, tu has hecho tus deberes, has aprobado con un cinco pealó pero ¿y qué?, has pasado un rato haciendo manualidades con tu hija, que eso es lo importante, ¡anda, calla!, que no, que eso tampoco…

¡Que mi hija pasa de estas cosas!, que se acerca para ver que hace mami y poco más, sale escopeteada a jugar con su hermano, que tu la motivas para que esté contigo, para que, al menos, sepa cual va a ser la falla que va a llevar al cole, pero nada, ¡ella erre que erre!, que se lo pasa mejor jugando por la casa corriendo como las locas.

Aquí quedo a la espera de los próximos deberes que me mande la profe de mi hija, tiemblo, tiemblo de miedo cuando recojo a Batusi a las 17 del cole y sale con un papelito, cruzo hasta los pelos de las piernas para que sea el dibujito de rigor que ha hecho esa tarde en el cole, y no sea una circular con instrucciones precisas y concretas de lo que me va a tocar hacer, aunque para la próxima quien sabe, igual acabo buscando a esos hacedores clandestinos, se que existen, lo se, sólo hay que saber buscarlos…Firma final de post

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]