Las visitas al hospital después del parto

/Las visitas al hospital después del parto

Las visitas al hospital después del parto

Por |2015-12-30T09:00:31+02:00diciembre 30th, 2015|MATERNIDAD|16 Comentarios

Pongo la mano en el fuego, que sólo con leer el título del post, más de [email protected] habéis visualizado aquel momento en el que diste a luz, y que recibiste aquella visita incómoda en el hospital de la prima segunda de tu madre que vive en el pueblo, y que la ves una o dos veces al año , y que no salía de la habitación ni con lejía, y no me extraña, porque quien haya sido madre, sabe lo incomodas e inoportunas que son ALGUNAS (que no todas) de las visitas que recibimos, tanto en el hospital como en nuestra casa, después de haber sido madre.

 En este segundo embarazo/parto, una ya resabida con el tema visitas de mi anterior parto, avisé a los más allegados para que fueran a conocer a Batusito a casa, y no al hospital, os aseguro que con una vocecita melódica, ñoña, y dando un poco de pena con ojitos al más puro estilo gato de Shrek, es un acierto fijo, y con un poco de suerte te harán caso 😉

Los pies de Batusito con menos de una hora de vida ^^

Luego hay de todo, claro, hay quien te hace caso y no aparece por allí, hay quien se pasa tus ojitos de Shrek por el forro, hay quien te manda un WS preguntando que tal te viene si te va a visitar, hay quien se presenta sin avisar (suele ser lo normal), y hay quien ya lo flipa en colores presentándose a las 10 de la noche, y no desaparece de la habitación hasta que no le rugen las tripas de hambre, las suyas, claro, porque a ti ya te ha visto mal cenar en la cama, mientras intentas que no se te salga una tetilla por el camisón…

Clasifiquemos en varios grupos las visitas al hospital al recién nacido…

FAMILIA CERCANA

Entiéndase cercana como madre, padre, hermanos, familia política, estas son las que se agradecen, en mi caso al menos así es, ya que puedes mandar sin piedad (jajajajaja), que si tráeme esto, que si acércame aquello, ves a casa a por esto, que si ves a la enfermera y dile esto otro… En definitiva ¿quien no necesita a una madre/padre en un momento así?

AMIGAS

Estas se agradecen siempre SI O SI, las amigas son una visita especial, no pueden aguantar ni un segundo sin coger en brazos a su nuevo «sobrinito», en sacarle parecido, en preguntarte que le cuentes con pelos y señales como fue el parto, con una amiga de verdad, da igual la cara chunga que te gastes de post parto, da igual esos pelámenes sin peinar, da igual que se salga una lorza o una tetilla del camisón, una amiga es una amiga, y sus visitas son siempre bien recibidas.

TIAS, TIOS, PRIMOS…

Bueno… Aquí ya depende de los lazos familiares que te unan a ellos, en mi caso tengo una relación constante y diaria con mis tías y algunos de mis primos, por lo que estas visitas están bien, pero en su justa medida, y si puede ser en casa mejor que mejor, cuanta más calma y menos gente haya en la habitación, mejor.

COMPAÑEROS DE TRABAJO

Estos ya joden, no vamos a andarnos con rodeos, ese momento en el que tocan a la puerta con los nudillos, y tu cruzas hasta los pelos de las piernas deseando que sea una enfermera, y que no le haya dado tiempo a ir a ese compañero de trabajo, que hace un rato ha llamado a tu chico para saber el número de habitación, pero no, ese momento por desgracia para ti no se va a producir, y ahí estas tu, con pelufos, con las hormonas por las nubes, con la teta fuera dando de comer a tu pequeño, y de nuevo peleando con el camisón para que no se te salgan las chichas, conociendo por primera vez a los compañeros de trabajo de tu chico, porque si, encima vienen en grupo, como los ñus.

AMIGAS DE TU MADRE

Ay señor, lo que no le aguante una a una madre… Que queréis que os diga, las amigas de mi madre (que son unas cuantas) me caen genial, las adoro, ya que son las mismas desde que yo era pequeña, y con la que hace quedadas semanalmente, pero que vengan al hospital, pues como que no, y al igual que los compañeros de trabajo también vienen en manada, ¿imagináis esos gritos en plan «oioioioi, si es precioso», «madre mía Núria como se parece a ti», «mira, mira como busca, este niño tiene hambre…»?… o.O

 ¿Qué os han parecido mis grupos, añadiríais alguno?

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

Sobre la autora:

16 Comentarios

  1. Lorena 8 noviembre, 2016 en 21:31 - Responder

    Yo añado,…la visita de tu suegra que en mi caso venia de visita con el Hola y el Semana,…no digo más, por lo menos si vas de visita si hay que dar un biberón o cambie un pañal pues lo acercas,…hombre ya!!!!

    • Núria 15 noviembre, 2016 en 16:08 - Responder

      Mi suegra como es de sociabilizar poco no tuve esos problemas jajajaja ¡ánimo para esta segunda tanda de visitas! ><

  2. sra.jumbo 18 enero, 2016 en 21:06 - Responder

    Te faltan los «yo pasaba por aquí..». gente conocida por trabajo, afinidad, familia o lo que sea, que estaba casualmente en el hospital y se enteran de que estás, y van a verte. De esos tuve alguno.
    Yo pedí que no fuese nadie, y cuando digo nadie es nadie, ni mi madre. Y mas o menos cumplieron, aunque a la suegra las 48hr casi me la tragué si no llega a ser por la enfermera que me hacía el favor de vaciar la habitación disimuladamente jeje.

    • Núria 19 enero, 2016 en 10:59 - Responder

      Pues mira, ahora que lo dices si que tuve una de esas este último parto, unos vecinos que iban a ver a una parturienta que estaba unas habitaciones al lado de la nuestra, y claro, pues ya que estamos aquí vamos a ver al peque… jejeje

  3. Mami Reciente Cuenta 31 diciembre, 2015 en 13:37 - Responder

    Jejejejeje. Estoy casi totalmente de acuerdo contigo. Que digo!!!! Totalmente!! jajaja
    yo prefería las visitas en el hospital que en casa. Porque si no, en casa no los echas nunca, en cambio en el hospital en algún momento te viene la enfermera de turno y los echa a todos.
    Por suerte, vinieron los que tenían que venir: Familia cercana, padres, cuñados y suegros. Mis tíos, por supuesto y mis primos, que agradezco que vinieran y todos con regalos 🙂 🙂 🙂
    amigas de verdad, de las que cuentan. Las titas de mi peque, sean 2 o 3 o 10 ellas siempre son bienvenidas. Incluso una se apuntó a venir a casa, eso sí, siempre con pre-aviso.
    Las amigas de mi madre.. Tenían que venir, por suerte, vinieron, la vieron, se hicieron la foto y se marcharon. No me puedo quejar.
    Los compis de curro. Solo vino una y para mi es más que una compi, así que bienvenida. La otra persona, fue mi jefa y esa no la esperaba, ni tampoco me apetecía! jejejeje. Pero tampoco estuvo mucho rato
    Feliz año!!! 🙂

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:15 - Responder

      Pues que suerte, porque yo no he tenido a esa enfermera borde que echa a las visitas en ninguno de mis dos partos, así que me ha tocado tragarme a quien viniera…
      Igualmente guapa, ¡feliz año!

  4. Arantxa ( en Mi Cajón de Sastre) 31 diciembre, 2015 en 12:40 - Responder

    Añadiría las amigas de tu suegra, a las que no has visto en tu vida y se presentan ese día y no se van hasta que se cansan o tienen hambre. No sé el motivo real por el que se fueron. Me pasó con la mayor y dije una y no más. Qué pinta esta señora aquí si no me conoce de nada. Ahí echó la mañana con mi suegra de chachara.

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:14 - Responder

      ¿Amigas de mi suegra?, vamos, ni por asomo, es decir, lo hubiera flipado en colores…

  5. Mamadichosa 30 diciembre, 2015 en 11:23 - Responder

    Madre mia!solo denpensar la que se me viene encima se me ponen los pelos como escarpias…yo no sé si prefiero que vengan al hospital o a casa. En el hospital estaré hecha una caquita y encima primeriza ya ni te cuento… pero es que en casa, las pelusas danzando a sus anchas, la cama sin hacer, y hay que comprar café y pastas!??? Si por mi fuera la gente conoceria a mi hija un mes despues de haber nacido, lo digo en serio.
    Dios, dame paciencia!

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:14 - Responder

      Bueno lo de las pelusas y las opiniones no lo vas a poder evitar, al menos yo no pude, menos mal que con Batusi tuve ayuda los primeros días y me ayudaron con la limpieza de la casa bien a fondo, ya sabes, para evitar miradas indiscretas, aunque a mi francamente me da bastante igual…
      ¡Qué vaya genial!

  6. Nuria 30 diciembre, 2015 en 11:16 - Responder

    Pues si ha sido parto por cesárea, ya ni te cuento. Con las vías, la sonda, el niño, la teta, los pelos alborotados, las ojeras…… Y el primer día, cuando llegas a casa, sin ganas de nada, con un dolor en la herida que apenas puedes andar y tienes gente esperando en la puerta del patio. Buahhh!!!! Que experiencias inolvidables!!!

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:17 - Responder

      Mis dos partos han sido cesáreas, y te aseguro que no tienes el «chichi» para farolillos, así que te toca no decir nada como fue este último caso, sólo dijimos el número de habitación a quien nos interesó, suena frío o antipático a lo mejor, pero es que me da mucha rábia que nadie piense en la paciente.

  7. Lydia padresenpañales 30 diciembre, 2015 en 10:38 - Responder

    Esos q se presentan sin llamar… A la hoguera¡¡
    Y los que se quedan más de 10 min también, y los que opinan sobre que hambre tiene y te examinan darles de mamar también.jajja
    En mi segundo parto hasta Mr aburrí en el hospi porque no dejamos venir a amigos por lo que se nos habían alargado loa familiares en el primer parto, los de sin avisar claro. Y además queríamos empezar una lactancia tranquila. Y así fue,encasa Hubo más visitas y en el hospital las justas. Ya has contado el parto? Tengo ganas de leerlo!

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:12 - Responder

      Jajajaja… Todos a la hoguera pues!!

  8. Nuria 30 diciembre, 2015 en 10:25 - Responder

    Jajajaja yo tb estoy pensando q hacer… Pero me quedan días y al final me veo rezando y dejándolo a la suerte!

    • Núria 14 enero, 2016 en 20:12 - Responder

      Eso es lo que todas hemos hecho yo creo, ¡dejarlo a la suerte! jajajaja…
      ¡Animo y que vaya todo genial!

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies