MIEDOS

Por |2014-11-30T21:17:28+01:00noviembre 30th, 2014|MATERNIDAD|28 Comentarios

Escribo este post, (como se suele decir, y aunque mucho mucho, no es que me guste la expresión), desde lo más profundo de mis entrañas, un post de esos que se escriben con alma, que salen casi casi solos, y que ya he leído alguno que otro últimamente con lagrimita incluida, ¿verdad chica murciélago…?

Y esto de sentarme cara el portátil a escribir sentimientos, sensaciones, a hacer reflexiones sobre la vida, la muerte, los miedos, la soledad… No es nada habitual de este blog, ya lo sabéis bien, aquí premia el cachondeo y la alegría, pero esto ha venido por culpa de un pequeño e insignificante susto que tuve con el coche, una tontería cualquier otro día, pero ese día, por H o por B, tenía las hormonas revolucionadas, bailando el hula hoop alrededor de mi culo, y me invadieron unos miedos y unas angustias MUY impropias de mi.

para post

Detesto definirme, lo considero que no es a uno mismo a quien le toca ese roll, pero si tuviera que hacerlo en 3 palabras, una de ellas sería fuerte, aunque desde que soy madre, esto de la ‘fuerza’ se está desvaneciendo y colándose por el retrete, vamos, que por cualquier cosa que da penita, ahí estoy yo, soltando la lagrimita, cuando hace unos años atrás, ni recordaba la última vez que había llorado, lo consideraba de gente débil y blanda (y no puedo con la blanduriez, ¡toma ya palabro!).

Cuando tuve este susto con el coche, al llegar al trabajo, me senté, dejé la chaqueta, y demás trastos, saqué el portátil y cuando lo iba a abrir, no supe por donde seguir, estaba bloqueada, sólo podía pensar en lo que podría haber pasado, en si hubiera sido mucho peor, en si no hubiera sido un mini derrape con las ruedas traseras, en si no hubiera podido controlar el coche, en si no hubiera dependido de mi, en si mi hija, de 15 meses, se quedara sin madre, aterrador y angustioso tan sólo el escribirlo…

Es curioso, porque pensé en mi chico, en mis padres también, pero en mi hija… Pensar en Batusi fue una sensación de ahogo insoportable, lo primero que se me pasó por la cabeza y lo que estuvo rondando en ella durante todo el día, ¿qué sería de mi hija, si con 15 meses le faltara su madre?, la cuidaría su padre, si, le ayudarían los abuelos, si, y aunque no quiero hacer apología del feminismo en la crianza de un hijo, no nos vamos a engañar, una madre es una madre, y como una madre NO HAY NADA, esto es así, y los pimientos son ‘asaos’, como diría mi querida Fina la Endorfina

También es curioso, que este post lo estoy escribiendo desde el cuarto de baño, mientras espero a que se llene la bañera, para darme un baño relajante con mi vasito de Rioja, y mis sales naturales, por que lo necesito, por que cada X tiempo es NECESARIO el meterse dentro del caparazón, por que Batusi está en plan cansina toda la tarde y no me deja respirar ni un sólo momento, quien me diga que las madres no necesitamos estos momentos de soledad, de reflexiones con nosotras mismas, de paz, de gritar ‘¡dejarme en paz, pesados!’ de vez en cuando, que me diga ¡como se hace!, por que yo no aún no lo he descubierto desde aquel 26 de Agosto, pero a la par, no concibo mi vida sin ella, de hecho, mi vida anterior a la maternidad, fue de lo más especial y bonita, me sale la sonrisa tonta sólo el pensarlo, los viajes con PAPArracho, la convivencia siendo dos, las salidas nocturnas, mis 10 kilos menos… Pero después de conocer la maternidad, mi vida pasada la siento como incompleta, como a falta de ‘algo’, os puedo asegurar que a mis 29 años era la persona más irresponsable, alocada y pasota que os podéis echar a la cara, ¿responsabilidades a mi?, ¡calla, calla!, pero me he convertido en madre, hay una personita que depende de mi para TODO ahora mismo, y sólo el volver a recordar aquel derrape, me vuelve a subir el nudo a la garganta, me entra el agobio y se atisba en mis ojos húmedos una lagrimita apuntito de caer…

¿Culpa del Cune?, ¿culpa de las hormonas?, no lo se, realmente no se si alguien tiene la culpa de estos miedos, no se si las madres que estéis leyendo estos párrafos sentís o habéis sentido alguna vez estos miedos, o pensáis que si, que es culpa del Cune y de las hormonas, y se me está yendo la olla, lo que si se seguro, es que estoy terminando el post y he pensado como veinte veces en Batusi, en su futuro y en lo mucho que necesita a su madre, tiene que tener a su madre al lado el primer día de cole, de Instituto, de Universidad, tiene que tener a su madre para presentarle a su primer novio, tiene que reñir con su madre por que esa falda es muy corta, y oír cosas como ¡así no vas a salir, te pongas como te pongas!, que hemos oído todas en nuestra adolescencia alguna vez, necesita a su madre, ahora, y muchos años más…

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

28 Comentarios

  1. Carolina 19 de diciembre de 2014 en 15:19 - Responder

    Estimada Alicia Serra. No se si seras madre o no, cosa q en caso afirmativo debes ser la leche de buena( te nominaremos para los Nobel). Ya que eres tan buena y nunca t quejas, dinos las claves para ser una madre 10. Como bien dice Nuria, si no te gusta el blog… Pirate!!!!! No sabes q expresar las inquietudes, miedos, frustraciones y de mas sentimientos por aqui, puede hacer q quien te lee te puede ayudar? Es algo que se llama apoyo.cosa q tu no debes de conocer. Q pena.Deja q criticar a los demas y dedicate a mirarte tu ombligo.

  2. Alicia Serra 18 de diciembre de 2014 en 08:48 - Responder

    Así es, y si no no haberte convertido en madre, que mira que os gusta quejaros joder!

    • Núria 19 de diciembre de 2014 en 09:53 - Responder

      Mira Alicia, es la segunda vez que me encuentro un comentario desagradable y NO DESEADO en mi blog, es tan fácil como NO ENTRAR, ni a leerme ni a comentar ni a NADA DE NADA.
      Se me está empezando a terminar la paciencia contigo, no soy de vetar a nadie, pero contigo voy a hacer una excepción, así que te pediría por favor que NO VUELVAS A ENTRAR si no te gusta mi contenido y sobre lo que escribo.
      Un saludo maja.

      • patricia 19 de diciembre de 2014 en 12:19 - Responder

        pues vaya tia tonta, ser madre es vivir con miedos x tus hijos, yo tngo dos y como decia Belen Esteban, YO X MIS HIJOS MATOOOOOO, y son los primero al levantarme y al acostarme y si, soy madre y miedosa x ellos, y para mi son lo mas importante y si me quejo tb tengo derecho q soy madre 24 h del dia, esta tia no se si tiene hijos y si los tiene vaya mier… de madre, ale q agustito me he quedado, y otra cosa, ME ENCANTAN TUS POST TANTO X AKI COMO X EL FACEBOOK

  3. mamá puede 18 de diciembre de 2014 en 08:41 - Responder

    Lo primero, me alegro que solo fuese un susto, y a partir de ahí… te entiendo perfectamente.
    Yo siempre he sido muy responsable, pero en el resto creo que coincido contigo, llorar yo? déjate de chorradas! eso sí, ahora lloro por todo, no me puedo imaginar que me pase algo y no poder estar con mis niños, es que me ahogo sólo de pensarlo un segundo!
    Era muy feliz con la vida que tenía antes, pero no la cambio por nada del mundo, aunque al final del día pienso, pero ¿quién me manda a mi???
    No te preocupes que Batusi tendrá a su mamá en todos esos días que comentas, anda que no nos queda por discutir con ellos!

    • Núria 19 de diciembre de 2014 en 09:56 - Responder

      Que de miedos ¡eh!, nos convertimos en madres y sólo nos preocupamos de que a nuestros peques no les pase nada, pensamos en nuestras parejas, padresc etc pero nuestros hijos…
      Gracias por pasarte guapa, me alegra saber que muchas madres compartís estos miedos como yo 🙂
      ¡Besotes!

  4. Marta Chincha Rabincha 1 de diciembre de 2014 en 16:00 - Responder

    Te entiendo perfectamente, porque yo creo que a todas nos ha pasado lo mismo que a ti que te das un susto con el coche o en cualquier otra parte y piensas en tus hijos, en que tienes que ocuparte de ellos y no los puedes dejar solos. No te martirices intenta olvidar y apartar esos miedos porque la vida hay que disfrutarla y si vives con miedo continuo el miedo no te dejará disfrutar de Batusi como quieres y debes. Un gran elección el vino, por cierto!!! Un besazo!!!

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:48 - Responder

      ¡Marta!, que maja…
      Me imagino que a todas nos ha pasado alguna vez claro, pero yo hasta que no me di el sustito con el coche, no pensé en ello en profundidad, de pararme a pensar e imaginarme lo, ¡¡uf!! calla, calla, que no lo quiero ni escribir si quiera!! jajaja..
      Besos guapa!!

  5. Sheila 1 de diciembre de 2014 en 10:41 - Responder

    Te entiedo perfectamente.
    Y que sepas que me has dado mucha envidia imaginándote en la bañera con el Cune… A mí me cuesta mucho tener mis momentos para mí, y no es sólo por el tiempo, sino un problema de concentración. Mi cabeza no para…

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:46 - Responder

      ¡Hola guapa!, intenta alguna terapia de relajación, a mi me ayudó mucho el Reiki y los masajes de reflexología podal antes de abrir mi negocio, la ansiedad, los nervios, el estrés… No me dejaban dormir, yo estos momentos de estar en solitario con una misma los encuentros NECESARIOS, después de tenerlos disfruto mucho más todo.
      Besos y ánimo que seguro que lo consigues!!

  6. CARMEN 1 de diciembre de 2014 en 05:37 - Responder

    Ls hormonas son un mecanismo del cuerpo que no «usamos».. si están ahí es para que saques afuera como has hecho toda esa angustia.
    Me paso luego y te doy un abrazo de verdad de los que descargan..

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:43 - Responder

      ¡Guapa!, pues hasta que no lo he soltado, no me he quedado a gusto jajajaja…
      Menos mal que estas cosas no las sueles hacer muy a menudo, al menos yo, por que si no sería un sin vivir, lo mejor es disfrutar a tope de todo, ¡¡que la vida son dos días, y uno lo pasamos durmiendo!!
      Besos guapa!!

  7. Jessica 30 de noviembre de 2014 en 23:21 - Responder

    Uf uf uf.. Que complicada es la maternidad..
    Yo lo he pensado mil veces, que si a mi me pasara algo, que sería de mis peques, de los tres!!, no es ninguna tontería lo de que como una madre no iba a estar con nadie, el padre es el padre si, pero no es lo mismo
    No te martirices, sólo quedó en un susto, menos mal!!!
    Me ha encantado leer un post que me ha enganchado desde el principio, no las parrafadas que se leen últimamente por la blogosfera
    Un saludo

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:41 - Responder

      ¡Hola Jessica!, que valiente 3!! madre mía…
      Aunque yo también quiero 3 jijijiji..
      Da miedito si, pero como he dicho por aquí arriba en otro comentario, no lo suelo pensar, sólo lo he hecho más en profundidad ahora que le he visto las orejas al lobo, mejor ser feliz y no pensar en estas cosas…
      Besos guapa!!

  8. Nuria 30 de noviembre de 2014 en 23:00 - Responder

    Hola tocaya!, es lo que nos toca a las madres, vivir con miedos e inseguridades el resto de nuestras vidas, ahora es cuando yo valoro todo lo que mi madre me decía y hacia por nosotros, aunque en aquella época no lo daba nada de importancia, el salir por ahí hasta las tantas, cuando lo haga mi hijo me lo cargo!! Jajajaja..
    Besos guapa!! Y buena elección con el vino por cierto.. 😉

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:39 - Responder

      ¡Hola tocaya!, ya lo creo, ahora las palabras que mi madre me decía cobran el doble valor, pero claro, cuando eres joven y tu madre te dice ‘cuando tengas hijos lo entenderás’ no le das importancia, hasta que te conviertes en madre.
      Y si, si, yo también me la cargaré cuando llegue a las tantas!! jajajajaja…
      Besos guapa!!

  9. Irene Lopera 30 de noviembre de 2014 en 22:59 - Responder

    Los pelos como escarpias!
    Si, yo también lo he pensado, que pasaría si mamá faltara…me da una pena imaginarme a mi culebrilla «sola»…que me entra una angustia que me mareo y es que como bien dices, una madre no hay más que una. Y si, a todas las madres los miedos nos corroen, asín es, inevitable.
    Y para mi también es imposible no emocionarme con películas, noticias, canciones, historias escritas, programas de la tele!… y ponerme a llorar como una magdalena
    un besote guapísima!

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:37 - Responder

      ¡Hola guapa!, madre no hay más que una, esto es así, y el papi cuidaría muy bien de los peques, si, pero no como una madre, queda un poco mal que lo digamos, pero es una verdad como un templo!!
      Seguiremos siendo unas tontis lloronas con pelis y con cualquier cosa que nos de penita, jajajaja…
      Besos!!

  10. En forma con Piluca 30 de noviembre de 2014 en 22:42 - Responder

    Así es, yo también me siento así aveces, me entran angustias como a ti, y no lo puedo remediar, me pongo a pensar en sí me pasara algo que sería de mi peque, y agggggg me entra ansiedad, mejor no pensarlo y ser felices, por que sino sería una locura!!
    Besos y buen post, me ha gustado mucho, por que has expresado casi al dedillo lo que siento yo

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:36 - Responder

      Me alegro que te hayas identificado en mis palabras, eso me reconforta mucho…
      A mi normalmente no me suelen pasar ese tipo de sentimientos, y lo cierto es que hasta este susto no había pensado así en profundidad en ello, pero como he dicho en otro comentario por aquí arriba, si que es cierto que ahora lo piensas y mucho.
      Mejor ser feliz, y aprovechar el tiempo a tope, como tu bien dices.
      Besos y gracias por pasarte a comentar!

  11. amordebatmami 30 de noviembre de 2014 en 22:39 - Responder

    cuando pasan cosas así nos damos cuenta de lo poco que menos mal que no pasó nada! uffff!
    lástima que nos tengamos que pegar sustazos para aprender a apreciarlo todo, tomar distancia y sentir ese miedo a perderlo todito. En más de una ocasión pienso en esas cosas, pero por otra parte sé que su padre los cuidaría muy bien 🙂 como dice mi madre, nadie es imprescindible aunque yo tengo mis dudas… no me lo quiero ni imaginar!
    desde que soy madre también soy así, como tú! una pava! jajaja! lloro por casi todo y hasta las noticias a veces me hacen llorar… también pienso en el pasado, en la vida que llevaba y donde estoy ahora y me emociona… creo que las madres aunque somos fuertes nunca dejamos de tener miedo, lo mismo que sentirnos culpables en ocasiones. Realmente somos muy afortunadas de contar con una familia, unos hijos preciosos y sanotes y una vida plena. No se necesita nada más!
    Por cierto, tomo nota del baño en soledad, me ha gustado la idea!
    Besotes preciosa!

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:34 - Responder

      Así es guapa, cuando nos pasan estas cosas es cuando dices, ‘ufffff’ lo que podía haber pasado, y es cuando valoras, de forma distinta, por que valorar lo haces siempre, pero con un susto, cobra doble valor.
      Lo de llorar, ayyyyyy…. que tontis que somos!!! jajajaja…
      Besos guapa!!

  12. María 30 de noviembre de 2014 en 22:34 - Responder

    Todas las madres nos sentimos así. Cuando te conviertes en madre, empiezas a entender lo que es miedo y culpa, con todo el peso de esas dos palabras. Pero se aprende a vivir con ello y además tienen algo de bueno: harán sacar y dar más de ti.
    Enhorabuena por tu blog, y Facebook (q es por donde te sigo)

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:32 - Responder

      Gracias María, si que es cierto que esas dos palabras en otra frase donde no esté la palabra madre por medio, no cobra tanta fuerza y tanto significado, pero es así.
      Gracias de nuevo por pasarte a comentar 😉
      Un saludo!!

  13. Ari 30 de noviembre de 2014 en 22:15 - Responder

    Bestial!! Tía, me flipa como escribes, no tengo hijos, pero me has hecho que sienta miedo de que me pase algo el día que los tenga. Cierto es que depende de ti, en todo, y no haces ninguna apología del feminismo, el padre le criaría, pero no sería lo mismo sin una madre, yo me he criado con mi madre, xq mis padres están divorciados, y podría vivir sin la figura de mi padre, pero no sin la de mi madre, tendrían a
    Que ser iguales a los ojos de lis hijos, pero no lo son.
    Besos y este post creo que es mi favorito, y mira que tienes muchos que me gustan, pero se nota que ha sido con alma

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:30 - Responder

      Ari! Tu siempre tan maja ^^
      Es una sensación que cuando seas madre entenderás, una personita que depende de ti para todo, y si faltara siendo tan pequeña… Bufff… Mejor ni pensarlo…
      Besos preciosa

  14. Remedios Peña 30 de noviembre de 2014 en 21:34 - Responder

    Jobar amiga, me has dejado con la la lagrimta casi apuntito de caer, si que da miedo y mucho!! a mi este tema incluso me ha llegado a crear ansiedades y me ha quitado el sueño en muchisimas ocasiones, así que no te sientas mal xq a mi me ha pasado 1000 veces.
    De verdad que me ha encantado, como siempre, pero este se nota que te has abierto ¡besossssssss!

    • Núria 2 de diciembre de 2014 en 11:29 - Responder

      Gracias, me alegro que te haya emocionado…
      A mi me quitó el sueño ese y varios días después, pero me vine arriba enseguida pensando en todo lo bueno que está por venir, y que nos queda por vivir junto a nuestros peques 🙂
      Besos guapa, y gracias de nuevo!

Deja tu comentario

Ir a Arriba