Pascuas 2015, viaje en familia Jávea, Alicante

/Pascuas 2015, viaje en familia Jávea, Alicante

Pascuas 2015, viaje en familia Jávea, Alicante

Por |2019-04-01T20:02:25+02:00abril 14th, 2015|NOS MOLA, PLANES CON NIÑOS|Sin comentarios

¿Qué tal se os han dado las vacaciones de Semana Santa?, por poco se me junta esta entrada con la de la del año que viene…

Nosotros hemos disfrutado mucho, como siempre que nos vamos a relajarnos a mi Jávea del alma, mi remanso de paz y tranquilidad, donde me reencuentro conmigo misma, cargo las pilas y me vuelvo a Valencia con la pena más grande del mundo, cuando toca hacer maletas de vuelta, cuantas veces hemos hablado PAPArracho y yo que este será nuestro lugar de jubilación.

Siempre que nos vamos encontramos nuevas rutas y descubrimos lugares recónditos, sin duda es uno de los fondos marinos más impresionantes que he visto jamás, ahora ya no, pero si, antes de tener a Batusi buceábamos, nos gusta hacer excursiones y rutas de senderismo, conocemos el Cabo de San Antonio y el Cabo de la Nao, así que investigué nuevas rutas fáciles para ir con niños, y PAPArracho encontró la ruta del Morro de Castell, os dejo imágenes para que veáis que maravilla…

Impresionante ¿verdad?, es una auténtica pasada, ese día había algo de nieblina y no se pudo ver, pero no me caben en los dedos de la mano las veces que hemos visto Ibiza desde Jávea, flipante…

Después hicimos poca cosa más, lo que viene siendo disfrutar de las vacaciones…

Contando las horas para volver…

Uno de los días lo dedicamos a pasar el día en el campo con mi familia, cuando digo mi familia, me refiero A TODA MI FAMILIA, nos pusimos de acuerdo y nos fuimos primos, tíos, primos segundos, de chalet a casa de mi tía, ni os cuento como lo pasamos, empinamos el ‘catxirulo‘, comimos la mona, y nos metimos entre pecho y espalda una paella para 22, vale más una imagen que mil palabras…

Señoras y señores, comerse esta paella hecha por mi tío, es tocar el cielo con las manos, bestial… Nada en el mundo puede igualar una paella hecha a leña.

Unos días de desconexión necesarios, para pasarlos con la familia, con los amigos y disfrutar del buen tiempo y de los rallos del sol que empiezan a pegar con fuerza.

¿Cómo han ido vuestras vacaciones?, ¿habéis desconectado del ruidoso mundo urbano diario?

Sobre la autora:

Deja tu comentario