Pintar una pared de pizarra negra en casa, ¡todo un acierto!

Por |2021-09-06T21:12:43+02:00septiembre 6th, 2021|DECORACIÓN|Sin comentarios

Pintar una pared de pizarra negra en casa puede así a simple vista parecer una locura, ¡pero nada más lejos!, en nuestra casa ha sido sin duda ¡todo un acierto!, si eres de renovar ambientes en tu casa y de hacer cambios para salir de la rutina, no te pierdas este post sobre decoración, seguro que te va a encantar…

Una de las primeras cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de pintar una pared de pizarra negra en casa, es la pared que quieres destinar para ello, es decir, plantearte varias preguntas y tenerlas claras como por ejemplo:

¿QUÉ USO QUIERES DARLE A LA PARED DE PIZARRA NEGRA?

¿Uso únicamente para tus hijos, o también quieres usarla vosotros?

En nuestro caso teníamos claro que queríamos usarla tanto niños como mayores, de hecho, al principio la usaban los peques mucho más y ahora soy yo la que le da un tute mucho más continuado, ya que he destinado la pared para escribir en ella el menú semanal de comidas y cenas opara escribir las felicitaciones de cumpleaños.

Otro de los usos que le damos a la pared de pizarra en nuestra casa es para hacer el deber con los peques o la hora de estudiar para un examen, para ellos es mucho más divertido que puedan interactuar a la hora de explicarle cualquier cosa del cole, usando una tiza y escribiendo en la pared, a nosotros nos vino genial (pero muy muy genial) cuando Batusi estaba aprendiendo a multiplicar, escribíamos la tabla que le tocaba estudiar esa semana en la pizarra y el simple hecho de pasar por delante para ir al baño o a su cuarto, sin quererlo veía la tabla escrita, facilitó mucho la tarea.

¿DÓNDE QUIERES PINTAR LA PARED DE PIZARRA?

Esta sería la segunda pregunta en consecuencia a la respuesta que hayas dado a la primera pregunta, si quieres que la pared sea solo para uso y disfrute de tus peques y que exploten en ella su arte y creatividad, quizá una buena opción sería destinar la pared de pizarra en su habitación o si tuvieran zona de juegos.

Si por el contrario vosotros queréis ser partícipes de dicha pared, estaría genial destinar una zona común para pintar la pizarra, ya sea en el salón, en la cocina o porqué no en el pasillo, ¡como hicimos nosotros!.

El año pasado hicimos una reforma de nuestra cocina, derribamos un tabique e hicimos una cocina totalmente abierta, nos quedó un pequeño murete de poco más de 1 metro, y así, de repente me vino la inspiración y le dije a mi chico «vamos a pintar esta pared de pizarra negra» ja ja ja el sitio era perfecto, justo al lado de la cocina, en el centro de la casa y por donde mis hijos tienes que pasar si o si para ir a su dormitorio, ¡era perfecta!.

BENEFICIOS DE ESCRIBIR EL MENÚ EN UNA PARED DE PIZARRA NEGRA

Unos párrafos más arriba he comentado que en la pared escribo el menú semanal de comidas y cenas, ¡qué maravilla, por Dios!, había leído en algún blog que era recomendable planificar los menús semanales para, entre otras cosas ahorrar tiempo y dinero.

Partiré de la base de que mis hijos no comen en el colegio, todos los días tengo que hacer la comida para que coman en casa y nada de encandilarse en las musarañas, porque después de comer vuelven al cole de nuevo un rato por la tarde, así que la planificación de la comida tiene que ser casi casi como un reloj Suizo.

Como me cansé de esta pensando cada día ¿qué les hago hoy de comer?, y de decir ¡ay no, qué esto ya comieron ayer!, decidí que una planificación semanal sería lo mejor para ahorrar tiempo, dinero y calentamientos de cabeza. Ahora dedico un poco de tiempo en pensar y plantear el menú de las comidas y las cenas de lunes a viernes, me he dado cuenta de que me ahorro un tiempo brutal en el supermercado por que voy con mi menú y me ciño a el, compro los ingredientes que me hacen falta y no me paso el rato dando vueltas con el carro de la compra pensando en qué les hago para comer mañana…

He notado que esto nos ha influido también en el ahorro de dinero, evito comprar alimentos e ingredientes que finalmente no uso y que se me pueden caducar o estropear sin haberlos gastado, otro de los beneficios es que si yo no estoy en casa para hacer la cena por ejemplo, mi chico sabe de un solo vistazo lo que toca ese día para cenar.

También me parece que es genial para que los niños coman de todo, obviamente el menú esta sujeto a cambios y modificaciones y más de un día hemos improvisado y cambiado el menú sobre la marcha, pero intento que no para poder hacerles un menú equilibrado y que coman de todo, alternar los hidratos, meter verduras…

Espero que te haya gustado nuestra pared de pizarra negra, si te animas a pintar una en tu casa ¡no dudes en decírmelo!, me encantará verla y conocer cual ha sido el uso y función que le has dado, al fin y al cabo no cuesta nada arriesgar y lanzarte a ello, total, es pintura, si no te gusta ¡la vuelves a pintar y listo! 😉

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

Deja tu comentario

Ir a Arriba