Me une una relación muy estrecha con Rubielos de Mora, y es que este pueblo con encanto es una de las joyas de nuestro país, sito en la provincia de Teruel, y no lo digo yo sola, ¡que va!, sólo hay que echar la vista atrás unos meses para ver que en Diciembre de 2016 fue nombrado el pueblo más bonito de España, ahí es nada…

Sus calles estrechas, sus casas de piedra perfectamente conservadas, la tranquilidad del entorno, a pesar de ser un pueblo frío, muy frío, sientes como te acoge y notas la calor con el que te reciben sus habitantes, servidora y familia tenemos la suerte de poder disfrutar una de sus casas, una auténtica perla de Rubielos de Mora.

Aproveché el patio exterior del caserón para hacer unas fotos a los peques con sus nuevas sandalias Vulky, (que por cierto, van encantados con ellas), de piel y fabricadas en Elche, la pera vamos, aunque a los peques los que más les gusta es el pozo, a mi sin duda el árbol que preside el patio me tiene totalmente fascinada, con una altura impresionante y con las ramas desbordando por la parte trasera de la casa, una maravilla…

PAPArracho cogió la cámara y me hizo unas fotos con mi nuevo reloj ICE WATCH, el modelo de Batusi también es de ICE WATHC de la colección Junior, aunque aún es pequeña para entender la hora, se lo pone a modo de pulsera y va encantada con él, le enseñé la web con todos los colores para que escogiera el que más le gusta y claro, te puedes imaginar su elección, ¡ROSAAAAAAA! jajaja

Son sumergibles hasta 100 metros, y su correa al ser de silicona es comodísima.

Después dimos un paseo por el pueblito, que aunque lo tenemos más que conocido, es un delito ir a Rubielos de Mora y no perderte por sus calles, ¡es todo tan fotografiable!, casones de piedras, portones repletos de detalles, los picaportes que te dan la bienvenida a cualquier casa…

Limpio, cuidado hasta el más mínimo detalle como pueden ser sus carreteras, y con unos restaurantes de comida típica Aragonesa que hace que estés durante toda la comida con un único gemido constante, que sería algo parecido a esto… Mmm…

A la salida del pueblo (o entrada, según se mire) está casa Mata, donde tienes jamones para aburrir y un embutido ibérico que quita el sentido, visita obligada si visitas Rubielos para traerte unos buenos manjares envasados al vacío.

Hasta aquí nuestra visita a Rubielos, si tienes la oportunidad de ir a visitarlo no lo dudes ni por un segundo, te encantará, además es apto para ir con carritos de bebés, como has visto en la fotografía aquí arriba, nosotros llevamos al peque todo el camino.

¿Qué te ha parecido el pueblito, lo conocías?

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]