Ruta del agua en Chelva, una experiencia genial en familia

/Ruta del agua en Chelva, una experiencia genial en familia

Ruta del agua en Chelva, una experiencia genial en familia

Por |2019-06-03T11:08:17+02:00junio 3rd, 2019|PLANES CON NIÑOS|Sin comentarios

Ruta del agua, Chelva

¡Qué ganas le teníamos a la famosa ruta del agua a su paso por Chelva!, toda una experiencia en familia que disfrutamos muchísimo hace unos días, tanto grandes como pequeños, ahora vamos a ver el por qué de dicha aventura montañesca

Plano de Google Maps de la ruta del agua en Chelva.

Habíamos oído hablar mucho de esta ruta, visto en webs, en blogs… Así que nos calzamos las zapas, llenamos la mochila de bocadillos de tortillas de patatas, y nos encaminamos con el coche hacia Chelva, pueblo que está a 65 km de Valencia (45 minutos de coche).

Hizo un día espectacular, llegamos los 30º un 12 de Mayo, recuerdo perfectamente el día porque era nuestro 15 aniversario, y decidimos ir a celebrarlo los 4 juntos a la montaña, al aire libre, que es lo que nos va 🙂

Una vez cruzas el pueblo, llegas a la salida de la ruta, hay un área recreativa que es donde aparcas el coche, hay zona de juegos infantiles, cancha de bascket y para jugar al fútbol, además de un bar con mesas y merenderos, nosotros no nos detuvimos aquí, pasamos de largo, aparcamos el coche y nos fuimos hacia la ruta del agua, que la visualizas al instante.

área recreativa ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

Pasas unos pequeños puentes de madera, y en pocos metros estás en lo que se conoce como La Playeta, una pequeña cascada entre unas montañas que termina en un lago de aguas cristalinas y que está permitido el baño, el cual tiene buen acceso, eso si, siempre con escarpines, no hace falta que te diga como está el agua… ¡helada!, nosotros nos mojamos los pies, hicimos unas fotos y nos encaminamos hacia nuestro objetivo, ¡la famosa cueva de la ruta!.

No había blog ni web que no hablara de las famosas cuevas de la ruta del agua, sin duda lo más molón de todo el recorrido, los Vikingos estaba ansiosos por llegar a la cueva, incluso más que meterse en el río a bañarse, o bueno espera, no, más que bañarse no… jajaja

A las cuevas se llega subiendo la montaña, vas por tramos fáciles porque algunos tienen hasta escalera adaptadas, con troncos de madera y pasarelas también de madera.

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

la Playeta Chelva ruta del agua

La Playeta, ruta del agua Chelva.

ruta del agua Chelva, la Playeta

La Playeta, en la ruta del agua Chelva.

A los pocos metros después de dejar la Playeta subiendo la montaña te encuentras con la primera cueva.

No llevábamos linternas, pero lo hicimos con intención ya que pensábamos usar las del móvil, sin duda hay que llevar algo que alumbre, porque una vez estás en medio de la cueva te quedas completamente a oscuras, así que apunta esto como un indispensable para llevarte a esta ruta 🙂 en nuestro caso éramos Batusi y una servidora las que llevábamos las linternas, ella iba en cabeza con su hermano, y yo detrás, imagina la experiencia para ellos…

Dentro de la cueva hay unos pequeños tramos en los que te tienes que agachar para no darte en la cabeza, es estrecha en alguna ocasión pero nada asfixiante ni agobiante, la cueva tiene unos 50 metros aproximadamente, salimos de ella con una emoción que embargaba a los pequeños, y andamos un poquito más, nos dimos la vuelta a los pocos metros, los peques tenían muchas ganas de bajar otra vez a la Playeta a darse un baño, y así hicimos.

ruta del agua Chelva

cueva de la ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

cueva de la ruta del agua Chelva

vegetación de la ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

Comimos de picnic bajo la sombra de un chopo, y el resto del día fue en mi caso mojarme los píes, y los Vikingos bañarse en pelotas jajaja llevábamos escarpines (siempre, un básico indispensable para excursiones a la montaña donde hay río), pero no llevábamos bañadores puesto que no era la idea acabar en el agua, así que improvisamos y sin duda fue lo más divertido, estos planes que no se planean acaban siendo los que más se disfrutan y los que mejor salen.

Después de una jornada súper agotadora, la rematamos con visita al área recreativa que en un primer momento habíamos ignorado, ¡pobre ilusa de mi!, pensaba que a los Vikingos se le había olvidado que aquello estaba allí jajaja

Ya de camino de vuelta a casa, vimos que en un campo había una manada de caballos, ¡preciosos y súper cerca!, aparcamos el coche y nos acercamos a verlos, no habían vallas ni verjas, fue una maravilla ver a tantos animales en libertad.

ruta del agua Chelva

ruta del agua Chelva

Un día genial, como siempre que nos vamos de ruta a la montaña, lo pasamos súper bien, ahora cuéntame, ¿conocías la ruta del agua a su paso por Chelva?, ¿la has hecho alguna vez?, ¡te leo!

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]

Sobre la autora:

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies