Bueno, esto de la primera visita es por decir algo, ya nos conocemos muchos años ella y yo, las dietas y yo tenemos una relación amor-odio que viene de antaño, no podría depositar mi OPERACIÓN -14 KILOS en mejores manos que en mi endocrina de toda la vida.

Si, has leído bien, -14 KILOS.

Mi objetivo, (te aseguro que a cabezota no hay quien me gane), sin fecha tope, sin tiempo límite, sin agobios, pero con constancia, perseverancia y mucha fuerza de voluntad, que otra cosa no, pero de esto último voy servidita, soy una persona muy perseverante, y cuando me propongo algo, no renuncio y voy a por ello hasta el final.

A partir de hoy, y todos los viernes (ya que es el jueves cuando tengo visita semanal) habrá un diario de mi pérdida de peso, como digo totalmente regulada por una nutricionista, con una analítica de sangre previa, con control de tensión, etc, he cogido 24 kilos en mi último embarazo (Dios, lo escribo y aún flipo), demasiados como imaginarás.

Te contaré el tipo de dieta que estoy siguiendo, se cambia semanálmente, habrá un banner en la barra lateral del blog donde podrás seguir la dieta SEMANA A SEMANA, pero quiero dejar claro que aquí no vas a ver un plan detox de zumos ni historias parecidas, se de buena tinta que son efecto rebote (luego engordas casi más de lo que has perdido), además de castigar el organismo de una forma brutal.

Por su puesto hay que hacer como mínimo 40 minutos de ejercicio diario, esto no es nuevo, ya retomé hace 9 meses el deporte nada más dar a luz a Batusito.

Hago la dieta por que no me siento bien conmigo misma, siempre he sido delgada, he practicado deporte toda mi vida (con algún que otro paroncillo), antes de quedarme embarazada de mi segundo hijo, cabía dentro de mis pantalones pre-embarazos, ahora no me suben más allá de la rodilla, y sinceramente, para mi es muy frustrante y deprimente, quiero volver a sentirme bien, mirarme en el espejo y gustarme, no me presiono con una talla en concreto, simplemente quiero volver a querer mi cuerpo.

¿Y porqué ahora y no antes?

Al estar dándole el pecho al pequeño Batusito, se necesita que la madre tenga una alimentación completa, sana y sin carencias alimenticias, aún seguimos con pecho, pero sólo mama una toma al día (y a veces se la salta), normalmente para dormirse por la noche, tiene casi 10 meses, y su alimentación es casi completa, de pescado, verduras, cereales, carnes como pollo, conejo, ternera, también yogures, petis, queso fresco, etc

¿Y porqué aquí en el blog?

Por que quiero sentirme acompañada, quiero sentirme obligada contándolo, poder explotar en los días bajoneros en los que me comería una pata de cordero de un bocaó, y por que no decirlo, confesar mis pecados si los hubiera

SEMANA 1, DIETA HIPOCARBONADA

Me gusta mi endocrina por que no te pone un menú, te da unos alimentos para que los combines entre sí a tu elección, sin cantidades pesadas con báscula.

5 comidas al día.

Esta semana la dieta consiste:

 Huevos, pescado blanco y azul, marisco sin concha, verduras sólo algunas, una vez al día y no mezclarlas entre sí, jamón york y serrano, salchichón y chorizo de calidad (si son ibéricos mejor), queso curado, fiambre de pavo, mantequilla (que no margarina), conservas de pescado, mayonesa casera (sin ajo ni limón), salazones y ahumados, 2 tostadas de pan integral sin azúcar al día, longaniza y morcilla de carne (no de cebolla), caldo natural sin verdura, carnes de todo tipo.

2 litros de agua al día, medio vaso de leche al día desnatada, vino de más de 3 años, gaseosa y coca cola light (que no zero).

Se puede rebozar en huevo (no en harina), se puede usar condimentos para cocinar como ajo, cebolla o hierbas (pero no comerlas), y especias.

Café e infusiones.

Se puede usar aceite, y se puede cocinar frito o asado, los alimentos se pueden usar tanto para la comida como para la cena.

Como veis, nada de legumbres ni de hidratos de carbono, se trata de que el propio organismo cuando vaya necesitando los hidratos, los coja de los que ya tenemos acumulados en el cuerpo, de ahí la pérdida de peso.

Empieza una nueva aventura para mi, un cambio alimenticio importante, me siento bien, con fuerzas, con ganas, y con la moral por las nubes para ver como van descendiendo los numeritos de la báscula, ¿me acompañas en este reto? 😀

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]