SEMANA 35, O COMO IR DE CABEZA A URGENCIAS

Por |2015-10-14T09:00:32+02:00octubre 14th, 2015|MATERNIDAD|10 Comentarios

Una no es primeriza, pero hay en ciertas ocasiones que como si lo fuera, y esta ha sido un claro ejemplo de ello…

Estando en la SEMANA 35 del segundo embarazo, y con la barriga alcanzando ciertas dimensiones descomunales, es normal que los achaques del embarazo se vayan haciendo cada vez más fuertes e intensos, y que cualquier cosita que hace unos días que no sentías, haga que te salten las alarmas, es mi caso, teniendo en cuenta que en mi primer embarazo, rompí aguas y di a luz en la semana 37, y que los médicos me hayan dicho que es muy probable que en este embarazo se suceda algo parecido, (o quizás no, no se sabe a ciencia cierta), hace que cualquier síntoma me ponga en alerta.

Es lo que me pasó hace unos días, os pongo en situación…

De normal me levanto bastante activa, a pesar de haber cogido 20 kilos, (lo se, esto no hay por donde cogerlo), y de que mi barriga sea, en serio, gigantemente gigante, me despierto con ganas de hacer mil cosas, y las hago, las que puedo obviamente, pero todo este ritmo que llevo durante el día, a la tarde-noche acaba pasándome factura, y de que manera…

Hace dos días que se tengo un fuerte dolor en la zona de la ingle derecha un pelín más hacia arriba, sobre todo por la noche, pero estos días de fiesta, que trasnochas más quedándote hasta tarde viendo la tele en el sofá, el dolor se ha intensificado hasta el punto de no llegar andando desde el sofá hasta la cama, os juro que en la vida me he visto más incapacitada para andar los 20 pasos que separan el salón de mi dormitorio.

Al parecer la postura de estar sentada en el sofá con las piernas subidas en la mesa de centro no ayudan mucho, y el momento de levantarte del sofá e ir a andar, hace que el dolor se multiplique por tres mil, ¡que digo tres mil!, por ¡¡2 MILLONES!!.

Así que dos días de este fuertísimo dolor, fueron suficientes para coger el coche e irnos a urgencias, una vez en el hospital, y estando el embarazo tan avanzado, lo primero fue ponerme las correas para ver si habían contracciones.

Ni una ni media, ‘más verde que un pimiento’, esas fueron las palabras de la ginecóloga, estaba claro.

Después de oscultarme, de hacerme una ecografía, de ver que el cuello del útero está enterito y dilatación 0, y de hacer unos leves ejercicios con las piernas, llegó a la conclusión de que es un dolor muscular en el PSOES.

(*Nota chorra mental: Como apunte diré, que después de tantos achaques durante el embarazo, de dos gestaciones, un parto, diabetes gestacional, ciática, pubalgia y demás, voy a salir de aquí con un mini-doctorado en medicina, ¡lo que acaba sabiendo una cuando sale de urgencias!.)

LOCALIZACIÓN DEL PSOAS ILÍACO Y ALIVIO DEL DOLOR

El PSOAS ILÍACO es un músculo que está la zona de la ingle, viniendo desde la espalda, y que de normal suele atacar más a los deportistas, por la zona donde se encuentra, os enseño una foto de su localización.

Imagen sacada de Internet

A las embarazadas les ataca también por el espacio que va creando el bebé en nuestro interior, y por el ensanchamiento de la cadera, que puede o no aparecer durante el embarazo, este dolor les ataca a unas mujeres y a otras no, y como en este embarazo aquí una servidora no se está privando de nada, pues ale, ¡un dolorcillo más para las sacas! >.<

La ginecóloga me recomendó algunos ejercicios muy sencillos para aliviar el dolor, o una visita a un fisioterapeuta, me advirtió sobre los fisios, ya que la mayoría, al ver un embarazo tan avanzado no se «atreven» a tocar a la gestante, así que me dijo que mirara muy bien que fuera un especialista experto en embarazadas, yo de momento voy a probar con los ejercicios que me comentó, a ver que tal me funcionan, ya que me advirtió que estos dolores VAN A IR A MÁS, ¡ay mi madre!, ¿¿en serio??, ¿¿a más??, quise morir en ese mismo instante…

Os dejo el vídeo de los ejercicios que me recomendó, son muy sencillos y fáciles de hacer.

¿Alguna ha sufrido este horrible dolor durante su embarazo?, si es así, ¿qué hacíais para remediarlo o para reducirlo?

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

¿Te ha gustado el post?, ¡COMPÁRTELO! ;)

Sobre la autora:

¡Hola!, detrás de las teclas Núria Valls @mamirrachadas para l@s amig@s, bienvenid@ a mi blog. Valenciana disfrutona apasionada de la fotografía, la moda, los viajes, la gastronomía y de hacer planes al aire libre con mi familia. Titulada en decoración de interiores, mujer, mamá de dos pequeños Vikingos y ¡blogger!. ¡Encantada de tenerte por aquí!.

10 Comentarios

  1. Arantxa Mi Cajón de Sastre 15 de octubre de 2015 en 17:43 - Responder

    Ains! Cuídate mucho y ya no te queda nada para ver a Batusito. Disfruta de la recta final del embarazo.

    • Núria 27 de octubre de 2015 en 19:06 - Responder

      Disfrutar, disfrutar… No es que esté disfrutando mucho que digamos…
      Tengo más achaques que otra cosa, ¡me duele todo!, pero ya no me voy a quejar más, dejaremos que llegue cuando tenga que llegar, que como mucho serán en 3 semanas, ¡no veo el momento!
      Un beso guapa 🙂

  2. Mamá Puñetera 14 de octubre de 2015 en 20:50 - Responder

    Pues yo ni idea tenía del nombre ese pero en el embarazo de Valkiria me pasó! Solo que yo no me fui a urgencias (soy mas pancha que pancha)… Yo también tenía super barrigon, no se si el tamaño de la barriga influirá mas o menos.
    Te queda nada chata, un último empujón y ya! (nunca mejor dicho, jejeje)
    Me alegro de que no fuera nada!

    • Núria 14 de octubre de 2015 en 22:16 - Responder

      Jajajaja… Pues como se el mismo parto que Batusi me parece a mi que de empujar nada de nada, porque la cosa terminó en cesárea 🙂
      ¿No fuiste a urgencias, en serio?, yo me vi obligada a ir, y mira que no soy de ir, sólo cuando ya me veo muy muy en necesidad de ir, de hecho aveces me riñen los médicos por haber apurado tanto, pero es que no soporto ir por chorradas, pero en este caso era una necesidad vital
      En nada te veo con otro súper barrigón, que te noto con ganas… jijijiji

  3. Noelia 14 de octubre de 2015 en 11:02 - Responder

    Es horribleee!!! Yo estoy de 35 semanas tb es mi segundo embarazo y tambien he engordado 18 kg!!!!. En el primero fue igual y la verdad que los perdi rapido!! Yo estoy igual y unas de las visitas al gine se lo comente porque tb tenia la impresion que era como el niño achuchando y segun el gine… Para nada!!! El niño esta colocado pero paa nada hace presion!! No me dijo nada de eso!!! Pero tb me pasa igual estoy super activa y no paro!!!. En el otro embarazo di a luz a las 38 semanas y ahora cualkier sintoma fuera de lo normal me alerto igualmente!!! En fin ya nos queda poquito!! Vamos a intrntar disfrutar de lo que nos queda!!! Un besito a todas!!!

    • Núria 14 de octubre de 2015 en 18:45 - Responder

      ¡Hola Noelia!, bueno… Disfrutar lo que se dice disfrutar… Jajajajaja… No estoy disfrutando mucho que digamos, pero si, se dice que luego echaremos de menos la barriga, no se yo si la voy a echar mucho de menos >< Enseguida nos alarmamos, a veces parece que somos un poco paranoicas, pero es lo que pasa en el embarazo, todo es "normal" hasta que deja de serlo, en fin, ya estamos en la recta final, y en unas semanitas de nada tendremos a nuestros peques con nosotras!! Saludos!!

  4. Laura Bertran (batberfer) 14 de octubre de 2015 en 09:36 - Responder

    No te preocupes, es soportable….a la larga.
    A mi me pasó con la peque y yo sí soy primeriza, imagínate el susto :S pero es que mi barriga era como la tuya o peor y eso que no llegué a los 20k (pero casi)
    Haz los ejercicios y notarás alivio. Ánimo ya no queda nada, yo di a luz por cesárea en la semana casi 38.

    • Núria 14 de octubre de 2015 en 18:46 - Responder

      Eso creo yo, que los ejercicios aliviarán mucho, ya te diré cuando empiece con ellos 🙂
      A mi ya me han dicho que seguramente no llegue a la semana 40 del embarazo debido a la diabetes gestacional, así que le veré la carita antes 🙂

  5. Mami Reciente Cuenta 14 de octubre de 2015 en 09:29 - Responder

    Uffff, pues vaya faena!!!!
    Por lo del peso no te preocupes. Mi barriga también creció a pasos agigantados y es que aparte de que la niña pesó bastante, estaba lleana de líquido. Ufff, no sabes lo que fue romper aguas y llegar al hospital dejando un leve rastro de mi paso!!! jejejeje.
    Pues si tienes que hacer algo de ejercicio y sobre todo estar más tranquila por las mañanas, ya sabes. Y sobre este dolor y este nombre extraño, no tenia NI IDEA! :O
    Saludos

    • Núria 14 de octubre de 2015 en 18:48 - Responder

      Si que lo se si… Allá por donde andaba iba dejando un rastro de gomitas por la rotura de bolsa, y es que tenía mucho líquido amniótico
      Desde esa visita a urgencias, ya me tomo mi día a día con mucha más calma, te lo aseguro…
      Saludos guapa!

Deja tu comentario

Ir a Arriba