Un día de picnic en familia en Masía de Traver, Ribarroja del Túria

Un día de picnic en familia en Masía de Traver, Ribarroja del Túria

Por |2020-04-16T11:35:43+02:00abril 16th, 2020|PLANES CON NIÑOS|Sin comentarios

Escribo este post en tiempos de Coronavirus, está bien recordar los tiempos no tan lejanos, pero que parece que fue hace siglos, donde disfrutábamos en familia del campo, la montaña y el aire libre, que no quepa duda que volveremos a esto, volveremos a ser libres, volveremos a estar juntos, abrazarnos y besarnos, porque aunque ahora no podamos, ¡juntos venceremos a este virus maligno!.

Antes de que pasara toda esta locura de la cuarentena y del confinamiento en nuestras casas por culpa del virus Covid 19, (escribo el post en el día nº35 en casa sin salir), fuimos a disfrutar en familia del aire libre y del campo, concretamente a la zona de Masía de Traver, en Ribarroja del Túria, una zona preciosa y que tenemos a tiro de piedra de nuestra casa, pero que no habíamos conocido y no la habíamos explorado aún.

Me encanta abrazar a los árboles, desprenden energía positiva.

La zona está genial, y aunque donde fuimos nosotros no tiene merenderos, hay una explanada genial donde puedes pasar la mañana al aire libre (eso si, cuando se pueda…), antes de llegar a la explanada, cruzas por un puente de madera que atraviesa el río Túria, los peques se lo pasaron genial en los alrededores del río, donde también hay una explanada para correr, tirar piedras al río, o simplemente sentarte a admirar el paisaje, y disfrutar.

Como decía donde fuimos nosotros no habían merenderos, así que optamos por llevarnos una mesa con unas sillas de campo, de las de toda la vida vamos, unos táperes llenos comida como tortilla de patata, tortilla de espárragos, olivas, cacaos, fuet, papas, una rica ensalada, y fruta, a todo esto lo acompañamos con la comba para saltar y divertiros, una pelota para jugar a chutar y a correr detrás de ella, lo justo para pasar un día maravilloso en familia.

Cuando hacemos estas excursiones, sólo saco el móvil para hacer fotos, y a veces ni eso, porque normalmente me llevo la cámara réflex para inmortalizar el día, no me gusta mirar las redes sociales, ni internet en general, me gusta desconectar de todo en toda la extensión de la palabra desconexión, grabo vídeos para posteriormente y ya desde casa, subirlos a Instagram Stories, se que a las personas que me siguen por esta red social, le gustan mucho ver las excursiones que hacemos en familia 🙂

Sin duda una zona súper recomendable para ir a pasar un sábado o un domingo cuando pase toda esta locura de la cuarentena, no veo el momento de salir al aire libre a disfrutar de la naturaleza con mis hijos, con mi chico, con mis padres, a los que añoro no te imaginas cuanto, me muero de ganas por volver a ver el agua de un río fluir, escuchar las copas de los árboles moverse por el viento, andar descalza por la arena de la playa, sentarme en el campo y ver correr a mis hijos por la montaña, sentarnos en una terracita a tomarnos un piscolabis frente al mar, son pequeños detalles que por culpa o gracias, (depende de cómo se mire), del confinamiento hemos aprendido a valorar más si cabe.

Si eres [email protected] del blog de hace años, sabrás lo mucho que valoramos nosotros la naturaleza, la amamos y disfrutamos porque somos nosotros los encargados de cuidarla, de mantenerla salvaje, limpia, y de respetarla como se merece, la madre tierra lo es todo, el Coronovirus nos está dando una lección de unidad como país, de solidaridad, pero también nos está dando un toque de atención, de alarma, y nos está haciendo que valoremos la vida sin materialismos ni lujos, porque es ahora cuando no podemos tocarnos, ni abrazarnos, ni besarnos por la distancia social cuando estamos valorando lo que realmente importa en la vida, NUESTROS SERES QUERIDOS.

¿Te ha gustado el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 4.5]

Sobre la autora:

Deja tu comentario