Something is wrong.
Instagram token error.
Skip to content

Vacaciones en familia a los Pirineos Aragoneses

Que somos unos locos apasionados de la naturaleza y la montaña no es un secreto, es muy habitual ver en este blog rutas con los peques por la montaña, y al menos una vez al año, nos escapamos a hacer unas vacaciones molonas de esas sin cobertura con nuestras amigas las vacas y las cabras montesas 😀

En este caso escogimos para escaparnos una semana el Parque Nacional Ordesa, y alrededores, una maravilla de la naturaleza que se encuentra en el Pirineo Aragonés, frontera con Francia, era nuestro primer viaje siendo cuatro, viajar con una niña que no llega a los tres años y con un bebé de seis meses recién cumplidos era todo un reto, no queríamos hacer un viaje de muchas horas, así que 5 horas nos parecía un viaje razonable.

Cierto es que no tuvimos claro hasta el último momento que nos íbamos a escapar, no puedo decir que fue pensat i fet (pensado y hecho) como se dice aquí en Valencia, pero casi…

La tarde anterior al día X, aquí estaba servidora cara el portátil como una loca organizando todo el viaje, saqué las 3 Smartboxs que me han ido regalando, y me puse a cuadrar restaurantes y casas rurales entre ellas, después de una tarde/noche/madrugada de preparar maletas a trochemoche, y de llamadas para reservar aquí y allá, amaneció, y nuestro viaje era una realidad.

PRIMERA PARADA ZARAGOZA

Planifiqué que si salíamos de Valencia a las 11 de la mañana, llegaríamos a Zaragoza sobre las 14, hora perfecta para estirar las piernas, sacar al peque del Grupo 0, que Batusi corriera un poco, y para comer, en la ciudad maña sería donde gastaríamos nuestra primera Smartbox, en un restaurante Italiano en el centro de Zaragoza, eso si, no llegamos a las 14 si no a las 15, viajar con niños es imprevisible, y más con un bebé que cuando pide teta hay que dársela al ipso facto.

Después de comer rebajamos un poco la comida paseando por el Ebro, y seguimos nuestro destino, estábamos a poco más de una hora y media de nuestro destino, Fiscal, donde pasaríamos las primeras dos noches, una de ellas, con la segunda y última Smartbox.

VALLE DE ORDESA

El resto de días, 6 en total, los pasamos entre montañas y ríos, nuestro primer destino a visitar, fue por una de las tres entradas al Parque Nacional de Ordesa, por lo que se conoce como Cola de Caballo, una ruta de 17 km ida y vuelta preciosa, nosotros no la completamos (con los dos Batusitos imagináos…), son unas 3 horas de ida y 3 de vuelta, aunque no llegues a su meta, una preciosa cascada, el paisaje y el entorno hasta llegar a ella bien vale la pena, el bosque es húmedo, fluvial, con una flora impresionante, y con una magia especial que albergaban los árboles, sin quererlo y sin a penas darte cuenta, estabas inmersa de lleno en la naturaleza más salvaje, juzgar [email protected] mismos…

PANTICOSA – LOS LAGOS

La zona de Panticosa, a tan sólo 12 km de la frontera Francesa, una zona que se conoce por las pistas de esquí, pero que va mucho más allá, no había nieve (tampoco la buscábamos), pero si habían unos lagos preciosos, y unas pequeñas aldeas que lo hacen un lugar especial.

Aquí vimos caballos, es una maravilla poder ver a los animales en libertad, podéis imaginar la pequeña Batusi lo que pudo gozar al verlos a unos centímetros de distancia, yo misma estaba maravilla de verlos, y más, cuando vimos a esta yegua embarazada, ¡menuda panza!.

CAÑÓN DE AÑISCLO

El Cañón de Añisclo, lo que más me gustó de todo el viaje, ¡y mira que había eh!, lo digo así, sin dudarlo, es I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E, por mil fotos que subiera ninguna le haría justicia, es la segunda de las tres entradas a Ordesa, hay que verlo señoras, no hay más, aún así os dejo unas pequeñas pinceladas de lo que os encontraréis…

Aquí hicimos una ruta de 1h, la única que llegamos a completar, Batusi se portó como una campeona, la porteamos a ratos a la espalda y a ratos, la mayor parte del tiempo andando, aunque había bastantes desniveles, ahí estaba su papi para echarle una mano, la ruta era entre el cañón, pero como una imagen vale más que mil palabras…

ALDEAS DE LOS PIRINEOS

Esto sin duda es una de las cosas que más me gusta visitar, las aldeas que te vas encontrando por los puertos de montaña, esos que cuentan con cuatro casas literalmente hablando, donde todo tiene encanto, Torla, último pueblecito que te da la bienvenida a Ordesa, Gistaín, Plan, Vió, Buerba, Pueyo, Tella, Bielsa, Aínsa, Revilla o Chisagués son sin duda algunos lugares que no puedes dejar de visitar si te adentras en la alta montaña, es una paliza en coche si, pero vale mucho la pena.

Juro que no me pusieron este rinconcito para la foto 😉

 PIRINEOS FRANCESES

Uno de los días cruzamos la frontera y fuimos a conocer unos lagos de nombres impronunciables, que están a unos 50 km de España, muy de Jurassic Parc todo, siguiendo la misma tónica, montañas picudas bestiales, animales en libertad, una flora impresionante y ¡nieve!, algo que nos sorprendió, pero ya nos avisaron desde la casa rural donde nos hospedamos los últimos 4 días, que había nevado tarde, y que era muy probable que nos la encontráramos, así fue, menos mal que servidora es previsora y echó en la maleta el mono de la nieve de Batusi, porque lo cierto es que le hizo falta.

A ver si sois capaces de encontrar a mi pareja favorita entre las cabras… 😀

A 2,900 metros de altitud donde los oídos se te taponan, y con Batusito durmiendo en el coche, aprovechamos para hacer una parada y que la peque jugara un rato con ella, que diferencia va de un año a otro, el año pasado en un viaje que hicimos para que conociera la nieve no la quiso ni ver, y este año lo que no quería era meterse en el coche.

 VALLE DE PINETA – VALLE DE CHISTAU

A la derecha de Ordesa se encuentran los Valles de Pineta y de Chistau, una zona de alta montaña que es una autentica maravilla.

Puedes también seguir el viaje con algunas de las fotos que subí a mi INSTAGRAM con el hastag #BatusitosOnTheRoad

Hasta aquí un resumen (aunque no lo parezca) de una semana increíble, espero que te haya gustado la ruta express que te he hecho por los Pirineos Aragoneses, sin duda ha sido una experiencia que repetiría mañana mismo, viajar con los peques ha sido maravilloso, se trataba de cambiar el chip, de no ponerse horarios, de conectar cuerpo-mente, de respirar hondo, de relajarse, de disfrutar en familia, de sentir la naturaleza, de seguir llenando nuestro álbum de recuerdos, sin duda, de muy buenos recuerdos.

¿Conocíais el Parque Nacional de Ordesa?

Firma final de post

Relacionados

8 Comentarios

  1. Mamá Puñetera Mamá Puñetera

    Pues no conozco nada la zona y parece impresionante. A nosotros también nos va este tipo de turismo, naturaleza a tope!
    Las fotos son una pasada, menudos paisajes y menudos pueblecitos, me encantan!

    • Núria Núria

      Una pasada Ana, si os gusta este tipo de turismo os lo recomiendo sin duda, es un Parque Nacional de los más preciosos que tenemos en nuestro país.

  2. Sofía Sofía

    Yo soy de Zaragoza y conozco bien las zonas que has visitado, que emoción que hayas escrito de ello, si lo llego a saber antes me paso por el italiano a conocer a los pekes y su family! Besotes!

    • Núria Núria

      Si que es bonito todo aquello, y como para no escribir, ¡nos ha encantado!.

    • Núria Núria

      Una maravilla!!

  3. Sara Sara

    Hola wapa! Estamos pensando en subir en el puente de diciembre. Me puedes decir donde os alojasteis?? Gracias!!! Me quedo tu post como hoja de ruta 😉

    • Núria Núria

      Hola,

      Estuvimos dos noches en Fiscal, y otras 4 noches en Salinas de Sin, fueron unas ofertas que teníamos de unas Smarthbox y la verdad es que genial.

      Ya me cuentas que tal por allí, es todo precioso 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.