Y LLEGARON LOS RESULTADOS

/Y LLEGARON LOS RESULTADOS

Y LLEGARON LOS RESULTADOS

Por |2013-06-19T21:43:08+02:00junio 19th, 2013|MATERNIDAD|Sin comentarios

Semana 27 de embarazo

…los tan temidos resultados para mi, la prueba de la glucosa que os comenté en un post anterior, ha dado positiva… si señoras, es una p***da de las grandes, pero he decidido no amargarme, ser positiva y tomármelo con “humor”, las que estáis embarazadas, o ya sois mamis y habéis estado embarazadas, sabéis en el estado ñoño, de ploreras, cambios de humor y sentimentalismos en el que entras, y yo ayer, cuando conocí las pruebas, ya lloré como para llenar un tercio de los pantanos de la meseta en época de sequías…

El ginecólogo fue de lo más agradable y comprensible que se puede ser en estos casos claro, no me gustaría estar en el pellejo de un médico cuando le toca dar las malas noticias a los pacientes, la cosa es, que como os digo, intentó quitarle hierro al asunto, y no darle mucha importancia diciéndome que es de lo más normal, que le pasa a muchísimas embarazadas, que de eso no se muere nadie, que hay que llevar una dieta controlada… bla, bla, bla… y yo sólo oía en mi cabeza como un bucle… “diabetes gestacional, me cago en la p***, dieta, 3 pinchazos diarios, me cago en la p***…

Mi chico, muy atento él, se dio cuenta en seguida que de un momento a otro podía ponerme a llorar allí, en la consulta, ¡Dios, que vergüenza! ni se me ocurriría (o si…) empezó a acariciarme la pierna (que en otro momento me hubiera parecido de lo más sexi, pero no precisamente en ese…) le paré la mano y se la cogí con fuerza, con una mirada y una leve sonrisilla nos bastó para decirnos mutuamente, “no pasa nada cari, nosotros podemos con esto y con mucho más

Bueno amigas, mi ritual diario ha sufrido un pequeño cambio, ¡y de que manera! después de la visita previa al endocrino, me ha dado una dieta de 2.000 kilo calorías, (creo que voy a obviar la puntualización de que no lleva absolutamente nada de azucar) y una maquinita la mar de graciosa, que la usaré nada más y nada menos que tres veces al día, para pincharme en el dedo, y tendré que anotar los resultados en una libreta que tendré que llevar a la consulta del endocrino cada dos semanas, “¡va! ¡pero si eso no es nada!” esa es la frase que me dice todo el mundo al que se lo cuento, a lo que yo me muerdo la lengua en contestar “ya… no es nada, ¿pero… a qué no lo quieres tu para ti?” 

Os dejo una instantánea del nuevo complemento que me va a acompañar en los tres meses de embarazo que me quedan…

Sobre la autora:

Deja tu comentario